El gol de oro que rompió un contrato

Actualizado
  • 15/06/2010 02:00
Creado
  • 15/06/2010 02:00
E l 18 de junio de 2002, el fútbol asiático entró en la historia de los Mundiales gracias a que uno de los anfitriones de aquella Copa d...

E l 18 de junio de 2002, el fútbol asiático entró en la historia de los Mundiales gracias a que uno de los anfitriones de aquella Copa del Mundo, Corea del Sur, logró la hazaña de alcanzar las semifinales.

El local en cuestión, los incansables ‘Guerreros Taeguk’, se clasificaron a octavos de final como líderes del Grupo D, acompañados por Estados Unidos, dejando a Portugal en el camino.

Por su parte, los tricampeones del mundo hasta entonces, tuvieron que conformarse con el segundo lugar del Grupo G detrás de los mexicanos.

EL PARTIDO

Desde el inicio del juego, los italianos salieron a hacer valer el poderío de su plantel, acorralando a los locales en su arco. Tanto fue así que Vieri abrió el marcador a los 18’.

Todo el partido fue con el mismo resultado. Pero dos minutos antes del final del juego, comenzaría la remontada coreana.

Primero fue Seol a los 88 minutos para mandar el partido a tiempo suplementario; tres minutos antes de los penales, Ahn Jung-Wang conectó de cabeza a los 117’ para la locura local.

Corea logró clasificarse a cuartos donde venció a España y luego cayó con Alemania en las semifinales y Turquía por el tercer lugar. Su figura Wang se quedó sin contrato con el Perugia por haberse ‘metido’ con el orgullo tano.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus