La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Hípica

‘Los dopajes lesionan a la hípica y al apostador'

El dirigente alega que no podemos ser una burla, que la credibilidad de la actividad se lesiona severamente cuando sucede algo tan grave y no se procede como es debido

Bernabé Pérez ha mantenido una lucha frontal contra los dopajes en el HPR.

El presidente de la Sociedad de Dueños de Caballos, Bernabé Pérez F., espera que se produzcan sanciones ejemplares contra quienes defrauden el espectáculo hípico, alterando con sustancias prohibidas el rendimiento de los ejemplares que preparan.

El dirigente, uno de los más acérrimos combatientes contra quienes usan drogas para estimular el rendimiento de sus ejemplares, aseguró que el último caso de dopaje, que involucra al entrenador José Mendoza con la yegua 'Tormenta Perfecta', no debe pasar a la ligera, requiriendo que se apliquen las sanciones que corresponden.

Mendoza sustrajo la muestra del ejemplar del Laboratorio de Drogas, situación que produjo su suspensión temporal de toda actividad relacionada con las carreras de caballos en Panamá, incluyendo el no ingreso a la instalación hípica hasta que se aclare la situación.

Pérez advierte una diferencia entre el dopaje del ejemplar y la sustracción de la muestra tomada en el laboratorio, pues a su juicio, se configuran dos situaciones diferentes, con tratamiento y sanciones distintas.

‘No podemos ser una burla. La credibilidad de la actividad se lesiona severamente cuando sucede algo tan grave y no se procede como es debido',

BERNABÉ PÉREZ F.

PRESIDENTE, SOCIEDAD DE DUEÑOS DE CABALLOS

‘Qué el ejemplar resulte ‘dopado', requiere de una sanción administrativa; pero llevarse la muestra es un delito y cae en la esfera penal. Al ser la sustracción de la muestra un delito tipificado como penal, debe entrar el Ministerio Público a investigar la situación. Hemos hecho reiteradas denuncias sobre lo que sucede en el área de toma de muestras, y este hecho ha venido a corroborar nuestros reiterados señalamientos', apuntó.

Indicó que este asunto debe llegar ‘hasta las últimas consecuencias' porque quien es el afectado principal es el público apostador, que ha visto esfumar su dinero con un caballo que compitió bajo condiciones de adulteramiento de sus capacidades de corredor.

‘No podemos ser una burla. La credibilidad de la actividad se lesiona severamente cuando sucede algo tan grave y no se procede como es debido. Ya lo que se apostó en esa carrera fue pagado, hubo muchas personas que habrían ganado dinero con sus apuestas, pero al tener un caballo ‘dopado', el espectáculo sufre por falta de credibilidad', explicó.

A su juicio, la hípica pierde adeptos cuando se producen eventos como el ocurrido el 3 de enero con la yegua ‘Tormenta Perfecta', que pagó más de 70 dólares a su primer lugar, ‘se lesiona al apostador, quien sostiene el espectáculo con sus apuestas. Sin que se cuide la credibilidad de la hípica, las carreras de caballos en Panamá seguirán perdiendo a sus seguidores', aseguró Pérez.

Se espera que en la próxima reunión de la Comisión Nacional de Carreras, el caso del ejemplar ‘Tormenta Perfecta', y su entrenador, sea abordado.