Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Hípica

Carreras en el hipódromo serán a puerta cerrada

Lucas Alemán, director de País de Codere, indicó que el Ministerio de Salud inspeccionó este viernes los protocolos de bioseguridad en el hipódromo. Además, detalló que aguardan la aprobación para reiniciar las actividades, con carreras que se desarrollarán a puerta cerrada

Lorenzo Lezcano, jinete.Cedida
El sector espera la reactivación.Astrid Chang | La Estrella de Panamá

Desde que comenzó la pandemia, la hípica al igual que otros deportes han paralizado su actividad. Tras cinco meses de expectativa y pausa, La Estrella de Panamá conversó con algunos vinculados al sector.

Lucas Alemán, director de País de Codere, compartió que el pasado viernes se organizó un simulacro en el hipódromo Presidente Remón, donde estuvieron presentes las autoridades de Salud, el presidente de la Asociación de Preparadores y el presidente del Sindicato de Jinetes.

“Todos quedamos satisfechos con las medidas de bioseguridad. La fecha de apertura dependerá del Ministerio de Salud (Minsa), pero ellos están al tanto de que cumplimos con las medidas sanitarias”.

“Cuando se restablezca la actividad puede que corran 14 caballos. Los registros y las apuestas serán en línea a través del sistema del hipódromo. Ya estamos en las últimas etapas de la adecuación del software para que se puedan efectuar las inscripciones y ejecución de todo este tema, pero en 15 días debemos estar funcionando nuevamente. Las carreras serán a puerta cerrada”, informó.

Por su parte, Monty Motta, presidente de la Asociación Panameña de Propietarios de Pura Sangre de Carreras de Panamá (Appucapa) compartió que esta semana sostendrán una reunión para hablar de temas puntuales y los días de carreras. “El contrato establece 24 carreras, donde correremos dos días, que probablemente sean jueves y sábado o viernes o sábado, aún no sabemos”.

Asimismo, señaló que el impacto de la covid-19 para la hípica ha sido nefasto. “Para mantener a un caballo, en promedio son $20 al día, $600 al mes, más o menos esto da una idea del gasto que se tiene, tomando en cuenta que hay propietarios que tienen más de 10 ejemplares, incluso más de 20”.

“Cuando empezó la pandemia, aproximadamente a los dos meses, la empresa operadora hípica de Panamá prestó $350 mil con base en la cantidad de caballos de cada propietario. Ese dinero se dividió en porcentajes; no obstante, esa suma solo alcanzó para pagar el mantenimiento a mitad de mes”, dijo Motta, “hay que tomar en cuenta que en el caso de los preparadores, ellos solo han recibido su salario. Los jinetes no han recibido ningún ingreso. Este deporte genera muchos empleos, en promedio 20 personas dependen de un caballo, y todo eso se ha visto perjudicado en estos últimos meses”.

Otros involucrados

“El impacto del cierre de esta disciplina ha repercutido en todos los involucrados en este sector. Las afectaciones monetarias han sido fuertes para los jinetes y entrenadores de caballos que dependemos de un porcentaje de carrera diaria. La mayoría de los jinetes no han recibido el bono solidario, y me incluyo. En estos momentos estoy viviendo de mis ahorros”, manifestó Lorenzo Lezcano, presidente de la Asociación de Jinetes Aprendices y Profesionales de Panamá, quien añadió que viaja de lunes a sábado al hipódromo para adiestrar a 15 caballos, desde las 5:00 hasta las 10:00 de la mañana, y de paso continúa con sus entrenamientos para no perder el ritmo.

“Estoy realizando esta labor ad honorem y lo hago porque me apasiona este deporte. Igualmente sé que muchos jinetes tenemos la esperanza de que los dueños de caballos nos tomen en cuenta para montar sus ejemplares una vez se reactive todo”, dijo.

Igualmente, Alberto Paz, entrenador de caballos desde 1971, sostuvo que en el mes de marzo se corrió sin público. En esa línea, apuntó que ya se cuenta con la experiencia para retomar la actividad deportiva. “Estos cinco meses han sido difíciles. Mantener un caballo es costoso. En las últimas semanas se han intensificado los entrenamientos de pura sangre para tenerlos listos cuando empiece todo. Sé que habrá una inscripción masiva en las carreras, porque hay urgencia por parte de los dueños, los mozos de corral, jinetes y todo el mundo para recuperar algo de lo que se ha perdido en estos cinco meses”.