Temas Especiales

28 de Ene de 2022

Más Deportes

Atletas de corazón

En Panamá, quien decide seguir en un deporte lo hace por una de estas dos razones, porque le gusta, tiene dinero o quien lo patrocine, o...

En Panamá, quien decide seguir en un deporte lo hace por una de estas dos razones, porque le gusta, tiene dinero o quien lo patrocine, o porque alguien le ayuda con "un trabajo" para que continúe su carrera deportiva.

Los torneos nacionales de béisbol dejan ver costosos patrocinios, enormes vallas publicitarias, y muy poco aporte real para el pelotero, quien pone el espectáculo y atrae a las multitudes que colman los estadios.

¿Por qué Rubén Rivera emigró a México? Por un contrato de condiciones muy ventajosas, que no tenía ni cercano con Panamá Oeste.

El fútbol "no aficionado" reparte dividendos muy pingües a los jugadores de los diferentes clubes. Las esperanzas están puestas en ganar el campeonato, competir en la nueva “Champions” de la Concacaf.

Jugadores como Luis Tejada, Gabriel Torres, Román Torres, Blas Pérez, Gabriel Gómez, Rolando Escobar y Jaime Penedo, por citar algunos casos, han encontrado la fortuna fuera del lindero patrio, precisamente, por las magras condiciones económicas de los clubes locales.

¿Por qué no tenemos boxeadores aficionados de nivel? Porque las condiciones para que se conviertan en atletas elegibles para competencias internacionales no están dadas. ¿Qué pasó con los clubes de boxeo como el Cincuentenario, El Marañón, El Chorrillo, donde había la semilla para desarrollar buenos púgiles?

Los púgiles se las rifan con poca experiencia al mundo profesional, donde en muchos casos son explotados y no lograr futuro alguno, perdiendo, incluso, la buena salud.

Lo que sucede con el deportista panameño es realmente patético. Lo que más lamento es que todavía haya quienes se atrevan a exigirles un rendimiento superior, sin mirar que sus condiciones son las peores, por no decir que no cuentan con respaldo económico real.

El brillo dorado olímpico de Irving Saladino no es suficiente para cubrir toda la paupérrima situación del resto de los deportistas panameños, quienes seguirán buscando el pan y el futuro en donde lo encuentren, porque aquí está muy pero muy difícil.