Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Más Deportes

Somos adictos a la improvisación

Es triste decirlo, pero es la purita verdad, de que el deporte panameño padece de la enfermedad terminal llamada impovisación. Las discr...

Es triste decirlo, pero es la purita verdad, de que el deporte panameño padece de la enfermedad terminal llamada impovisación. Las discrepancias surgidas para conformar el seleccionado para el II Clásico Mundial de Béisbol, no representa ninguna sorpresa para este servidor, por el poco profesionalismo, y sobre todo, los acuerdo informales y verbales, sin una definición clara, entre las funciones administrativas y técnicas. Como dice el viejo refrán: “Zapatero a tus zapatos”.

Así surge el elemento del protagonismo y se produce una especie de colusión, que solo reporta dividendos negativos. No se aprendió nada de los problemas del I Clásico Mundial. Se olvidaba que Roberto Kelly se sintió agobiado por el irrespeto a su autoridad como timonel del equipo, y ni las palabras del Pres. Martín Torrijos hizo que revocara su renuncia irrevocable. Las palabras de Lino Díaz al dimitir como Gerente de Operaciones del aún sin conformar conjunto para el II Clásico Mundial en el mes de marzo 2009, deja entrever una situación análoga al decir: “Dentro de los requisitos y quizás la más importante fue tener potestad y autorización de tomar decisiones, una de las cuales era escoger mi equipo de trabajo, ya que con este cargo recibía toda la responsabilidad de los resultados de nuestra participación en ese evento”. ¿Fue un acuerdo verbal o por escrito?

Esto lesiona la integridad de un profesional serio, y su única alternativa era renunciar. No se trata de un torneo del béisbol olímpico, sino la 2ª versión del Clásico Mundial, en donde en esta oportunidad ha sido tomado en serio por los participantes, y el deseo de participar de sus máximas estrellas del béisbol de Grandes Ligas. Esto hace imperativo que sean los técnicos los que conformen todo el equipo, y no así decisiones de administradores que debían estar a cargo de la parte logística, no de la técnica. Es preocupante parte de lo dicho por Lino Díaz de que: “el Sr. Aníbal Reluz quería ser uno de los técnicos, y él quería que fuese su asistente en la parte operacional”. ¿Y por qué?

Siendo la Dirección Técnica de Deportes de PanDeportes, cargo que debe ser el “motor” que hace funcionar dicha institución, el director quiere separarse una vez más para ser partícipe del clásico. Con todo respecto, creo que esto es censurable, y lesiona la investidura de tan importante cargo.

Ojalá que cuando llegue Héctor López, director del combinado, no intervengan los administradores en su labor, o querer imponer personas en su cuerpo técnico sin experiencia actualizado o militancia actual en el béisbol organizado. De seguir ese deseo de protagonismo, ya que inclusive hay quienes cuestionan la edad de López para dirigir el conjunto, adicionado con los pocos peloteros de alto nivel en las Grandes Ligas, la actuación de Panamá podría ser peor que la del primer clásico. Así es.

EL BOLETÍN informativo de AIPS, dio a conocer que en el ataque de Israel a la franja de Gaza, murieron 3 futbolistas de la selección de Palestina. También informó la Asociación Internacional de Prensa Deportiva, (AIPS), que el Estadio de fútbol Rafah de Gaza, sufrió daños de consideración. Hay más, pues, las bombas de Israel también causaron serios daños a la sede del Comité Olímpico de Palestina.