14 de Ago de 2022

Más Deportes

Mes negro para nuestro boxeo

PANAMÁ. Este 2009 no ha empezado muy bien para nuestro boxeo. Han sido más de cinco las derrotas de nuestros guerreros; a estos pocos ...

PANAMÁ. Este 2009 no ha empezado muy bien para nuestro boxeo. Han sido más de cinco las derrotas de nuestros guerreros; a estos pocos metros de altura nuestras caídas han sido muy aparatosas, con una semana sumamente dolorosa.

De todos esos acongojos del corazón, los últimos dos que más se recordarán a finales del año, cuando hagamos el balance anual, será como el “Maestrito” cayó abrumado y cansado y como la “Araña”, sin faltarle eso que tienen los grandes boxeadores y hombres de triunfo, sucumbió de a varón ante un “Increíble” muy superior.

Esto último pareciera muy fuerte, pero en el enlonado fueron sometidos a un castigo muy duro. Si bien no fueron peleas totalmente disparejas, ojo, he dicho totalmente disparejas, se vio que la fortaleza de sus oponentes fue mayor, sin querer tildarlos ahora de invencibles, pues tanto Dunne como Cázares cayeron en algún momento. No creo que, como dicen por ahí, deban colgar los guantes.

A Ricardito yo creo que hacer el peso le está costando mucha de sus energías o podría dar un poco más en su preparación para evitar esto último; a la “Araña” ni se diga, sin embargo, la diferencia de ambos es que a el “Maestrito” parece afectarle su salud integral pues se ve muy débil; apostaría que su peso, pegada y aguante sería mayor en los pesos pluma. De Vásquez, creo que ese es su peso, el supermosca, pero el hecho de subir mucho entre cada una de sus peleas lo termina afectando en demasía al tratar de hacer lo justo en la romana, junto al apocalipsis de la inactividad que ha hecho mella gota a gota en sus fuerzas.

Le recomiendo a Córdoba considerar el peso pluma y hacer más carretera pues las fuerzas le están faltando al final; en mi opinión aún le queda mucho por dar.

A Vásquez le recomiendo que peleé 5 ó 6 veces al año, fuera o aquí en Panamá, y que siga en los supermoscas porque creo que, aunque recibió mucho castigo, si se prepara bien y mejora su rapidez y defensa, podría convertirse en uno de los reyes de ese peso. Volviendo a las preocupaciones nos queda “Chemito”, que aunque espero equivocarme, veo con malos ojos ese poco control en carnavales y meses previos, y el sobrepeso para su categoría con el que se ve en las fotos, le costará más de lo que creemos y queremos ante el ucraniano Sidorenko; Anselmo, así no se puede. Guillermo Jones sigue padeciendo una enfermedad que se hace cada vez más mortal: la inactividad. Esa es como un virus silente e indolente; poco a poco va consumiendo sus energías y sueños y a la larga es tan letal como el golpe más fuerte. De “Pelenchín” se espera mucho pero ha demostrado que ante grandes retos se crece y termina haciendo grandes pleitos. Ojalá que su espectáculo en la inauguración del nuevo gimnasio Roberto “Mano de Piedra” Durán en abril nos haga seguir creyendo en sus victorias y que nos permita seguir confiando lo suficiente en él como para querer echárselo a Rafa Márquez, Juanma López o Bernard Dunne. Esperemos que los resultados mejoren, porque al final del año el saldo será mucho más negativo de lo que podemos imaginar.