Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Más Deportes

Edwin Valero no la tendrá fácil

En Texas, Estados Unidos, el invicto pegador venezolano Edwin Valero busca este sábado la corona vacante del peso ligero que reconoce el...

En Texas, Estados Unidos, el invicto pegador venezolano Edwin Valero busca este sábado la corona vacante del peso ligero que reconoce el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante el colombiano radicado en México, Antonio Pitalúa.

El combate ha recibido, a mi juicio, una promoción mayor de la usual, precisamente, porque finalmente, el vale podrá combatir después de muchos años en la tierra de Washington, debido a un impedimento físico que resultó de un examen cerebral que se le practicó en Estados Unidos, pero que no fue refrendado por ninguno de los otros países donde ha combatido.

El registro del colombiano es de temer: 40 nocauts en 46 victorias.. hace parecer que le pesa la mano; sin embargo, un repaso a su historial indica que ha tenido rivales de poca monta, salvo el último, José Armando Santa Cruz, al que noqueó en seis asaltos. Además, nueve de sus últimas 10 peleas han sido en las divisiones Jr Welter y Welter. Disputó en el año 2000, sin éxito, la corona ligera de la OMB ante Arthur Grigorian.

En lo particular, y es lo que creo es la línea que han tirado los organizadores del combate, se esperaría que Valero noquee a Pitalúa y eleve sus bonos en busca de bolsas millonarias; sin embargo, tengo alguna aprehensión al respecto.

Si bien Valero ha noqueado a quien se le ha puesto en frente, siento que es susceptible a un golpe bien conectado, como lo demostró Vicente Mosquera, quien lo envió a la lona y lo tambaleó en varias ocasiones. La victoria de Pitalúa sobre Santa Cruz es significativa, porque el mexicano había combatido con hombres como Joel Casamayor, David Díaz y Edner Cherry, entre otros.

Creo que Valero no la tiene fácil.. un descuido le puede costar mucho. Soy del convencimiento de que al vale se le puede derrotar con buen boxeo, desplazamientos rápidos y una pegada respetable. Una victoria ante Pitalúa le representaría no solamente su segunda corona mundial, sino ganar espacio en una nueva categoría en la que figuran hombres como Juan Manuel Márquez.

Un nuevo nocaut, en el mercado grande, lo ratificaría como el más recio pegador del boxeo actual.

Si Pitalúa impone este estilo, puede hacer pasar malos ratos al venezolano, pero los reportes que manejo indica que el colombiano es bastante frontal; es decir, con características accesibles al bolivariano.

Repito: Valero no la tiene fácil.. pero por los antecedentes, tiene la línea para imponerse sobre un rival que, pese a no ser en extremo conocido, podría hacerle pasar un mal rato en esta prueba.