26 de Feb de 2020

Más Deportes

Carlos Ruiz despertó y lideró a los panameños

PANAMÁ. El máscara Carlos Ruiz, de los Filis de Filadelfia, tuvo el bate caliente, por primera vez en lo que va de la temporada, y se c...

PANAMÁ. El máscara Carlos Ruiz, de los Filis de Filadelfia, tuvo el bate caliente, por primera vez en lo que va de la temporada, y se convirtió en el mejor panameño de la semana pasada en las Grandes Ligas.

El chiricano había tenido un arranque bastante flojo en el 2009, el cual empeoró luego que Ruiz fuera incluido en la lista de lesionados de 15 días tras molestias en el oblicuo derecho.

En esta semana, el del “Valle de la Luna” empujó las primeras cinco carreras de su cuenta personal, además que conectó siete imparables.

Su mejoría ofensiva se notó en el tiempo de juego que le dio el director del equipo, Charlie Manuel, quien ni siquiera utilizó al veterano Chris Coste en un partido completo.

LEE LA SACÓ DOS VECES

El coclesano de los Astros de Houston, Carlos Lee, tuvo una gran producción ofensiva, ya que conectó siete imparables, entre ellos dos cuadrangulares, y anotó cinco carreras.

El “Caballo”, quien es cuarto bate en la batería del equipo, continúa siendo uno de los líderes en la ofensiva de los Astros.

HERMETISMO DE MARIANO

El chorrerano de los Yanquis de Nueva York, Mariano Rivera, acumuló su séptimo salvamento de la camapaña, y cada vez se acerca a los 500 de por vida.

Rivera, quien hace dos semanas había tenido dos actuaciones negativas, supo recobrarse de ellas y ha vuelto a ser el lanzador seguro y hermético al que estamos acostumbrados.

El expreso de Puerto Caimito tuvo tres salidas, en las que lanzó cuatro episodios. Solo permitió tres imparables y no aceptó carrera. Además, ponchó a cuatro y no dio bases por bolas.

MALA SALIDA DE CORPAS

Manuel Corpas, de los Roqueños de Colorado, quien no había permitido carreras y solo tres imparables en cinco salidas, fue vapuleado el domingo por los Piratas de Pittsburgh.

El chilibreño había lucido hermético en sus tres primera salidas de la semana, con tres cero en su efectividad, pero en su última subida a la lomita, permitió cinco carreras.