Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Más Deportes

Alexander nuevo campeón

PANAMÁ. Devon Alexander, el invicto zurdo de 22 años manejado por Don King, se consagró como nuevo campeón superligero del Consejo Mund...

PANAMÁ. Devon Alexander, el invicto zurdo de 22 años manejado por Don King, se consagró como nuevo campeón superligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al noquear técnicamente en ocho asaltos al inglés Junior Witter.

El combate se realizó el sábado último en el Rancho Mirage, de California, en la misma función en la que Timothy Bradley retuvo la corona versión de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) al superar en tres asaltos al excampeón ligero Nate Campbell.

El título del CMB estaba vacante, porque precisamente Bradley lo abandonó tras unificar las fajas con Kendall Holt, en abril pasado. Bradley optó por quedarse solo con la corona que avala la OMB.

Alexander, recordado por la afición panameña por su triunfo sobre Miguelito Callist, llega a la cima mundial en tan solo diecinueve combates, superando a un rival de mucha más experiencia como Witter, que ya había reinado como monarca mundial en esta categoría.

Tras finalizar ocho asaltos, Witter no pudo continuar la contienda por tener una lesión en la mano izquierda. En ese momento, Alexander mantenía ventaja en las tarjetas de los jueces Benjamín Rendón, Jerry Cantú y Glenn Trowbridge.

BRADLEY, MUY SUPERIOR

Aunque la pelea tuvo un desenlace un tanto polémico, el invicto Timothy Bradley mostró su clase y superó por nocaut técnico al cabo de tres asaltos a Nate Campbell.

En el tercer giro, tras una andanada de golpes del campeón, Campbell resultó lesionado en su ceja izquierda. El excampeón ligero alegó que fue un cabezazo, pero el árbitro David Mendoza no lo consideró como tal.

En el descanso, tanto el médico como el árbitro revisaron la herida de Campbell y consideraron que no podía seguir combatiendo.

La esquina de Campbell, encabezada por John David Jackson, cuestionó la decisión, considerando que, al ser la herida producto de un cabezazo antes de terminar cuatro asaltos, el pleito debió ser declarado sin decisión.

En nuestra opinión, Braddley había ganado claramente los tres asaltos de la contienda. En la repetición de cámara lenta se observa claramente que, en efecto, hubo un cabezazo no intencional, que provocó la lesión a Campbell.