Temas Especiales

25 de Jun de 2022

Más Deportes

La lucha libre pierde a El Ídolo

PANAMA. Su máscara naranja y negra se convirtió en un símbolo en el pancracio nacional. El Ídolo, el más grande y destacado luchador p...

PANAMA. Su máscara naranja y negra se convirtió en un símbolo en el pancracio nacional. El Ídolo, el más grande y destacado luchador panameño de todos los tiempos murió ayer a los 71 años de edad.

Finalmente el cáncer le ganó la batalla y el invencible luchador entregó su alma al Creador en el Instituto Oncológico Nacional.

Se hizo luchador profesional en 1958, como uno de los alumnos aventajados de Lloyd Lorenzo Hunt, el Maestro Shazán, y alcanzó la gloria como astro del encordado en 1972, cuando derrotó a Steve Clements, para ganar el campeonato mundial mediano versión europea.

Se convirtió en leyenda del encordado al mantener su máscara intacta, pese a haberla expuesto en decenas de ocasiones. Su identidad sigue siendo un misterio y su legado habrá de continuar en la figura de sus hijos, que luchan con su mismo nombre.

Sus combates con René Guajardo, Perro Aguayo y con Sergio Gálvez, entre otros, serán siempre recordados por su estilo único, que lo hizo protagonista en la llama época de oro de la lucha nacional, junto a Sandokan, El Titán, Chamaco Castro, Ricardo Díaz, Cronox II y muchos otros.

El Ídolo se convirtió para siempre en un referente de la lucha libre nacional y dividió, con su presencia, la historia de este espectáculo en un antes y después.

Hace poco, el Gobierno Nacional lo condecoró con la medalla Manuel Roy al Mérito Deportivo.

Sus honras fúnebres se realizarán el lunes 10 de agosto en la Iglesia de Lourdes, en Carrasquilla, de donde partirá el cortejo fúnebre hacia el Jardín de Paz. Será sepultado con la legendaria máscara que nunca perdió en el cuadrilátero.