Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Más Deportes

Estelaristas en prueba de fuego

PANAMÁ. Una carrera que pronostica una emocionante competencia de salida a meta será la celebración de la segunda edición del Clásico R...

PANAMÁ. Una carrera que pronostica una emocionante competencia de salida a meta será la celebración de la segunda edición del Clásico República de Chile”, donde doce experimentados ejemplares se batirán por el triunfo de la séptima carrera de la programación dominical.

En la difícil confrontación nueve de los mejores equinos norteamericanos se batirán contra dos criollos en el largo tendido de 1,700 metros, cuyos participantes irán por la mejor parte de un premio de $13,400, pactado para abrirse las portezuelas a las 5:20 p.m.

Para esta carrera reservada para todo caballo de tres años y más edad los matriculados saldrán en busca de su primer triunfo en eventos clásicos y aunque en estos compromisos de esta naturaleza no se descartan triunfos de ningún ejemplar, la opinión de los entendidos y gabelas asignadas se definen por el triunfo de los representantes de la nación norteña.

GATO SALVAJE, LOCAL REQUEST, OBECHE E ILL NONO, INDICADOS

En un cotejo de difícil señalamiento, dada la alta categoría de la mayoría de los equinos en la carrera, se presagia que una cuarteta de caballos norteamericanos digan presente en la etapa complementaria de la prueba.

Se trata del mulato “Gato Salvaje”, Ángel Rivas (115), que ya probó sus aptitudes para los tiros de alientos y atraviesa por inmejorables condiciones; “Local Request”, Pablo Guevara (120), cuyo caballo y fusta hacen buen acople; “Obeche”, José Beitía (123), un eximio fondista e “Ill Nono”, Alcibiades Castillo (123), quien ha batido al “crack” del HPR “Mr. Tommy.

QUALITY SUPREME Y EL BOTI LAS INCÓGNITAS DEL CLÁSICO

La interrogantes del cotejo la presentarán los prometedores potros “Quality Supreme”, Lorenzo Lezcano (113) y “El Boti”, Leo Santamaría (116), los que tratarán de aprovechar cualquier inconveniente o descuido de los indicados y ganar su primer cotejo clásico.

El resto de la nómina no ha demostrado tener la locomoción para alternar con los equinos antes mencionados.