Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Más Deportes

Así llegó Vanegas a presidir el judo

L a obstinación del Sr. Miguel Vanegas de querer aferrarse a la presidencia de la Federación Panameña de Judo, es crónica y de vieja dat...

L a obstinación del Sr. Miguel Vanegas de querer aferrarse a la presidencia de la Federación Panameña de Judo, es crónica y de vieja data. Comenzó en 1998 cuando junto a su apoderado, Jaime Casanova del cuasi difunto UPJ, se presentaron a la Asamblea de la “FI” de Judo en Japón, argumentando que era el representante legítimo del judo panameño. Esto fue desmentido por el entonces Pres. de la Unión Panamericana de Judo, Fran Garbó, (q.e.p.d.), que visitó a Panamá y pudo comprobar que era falso, y que el representante auténtico del judo panameño era Ernesto Arce. En la votación Miguel Vanagas perdió 86-0, y lógico el Sensei Arce fue reconocido.

Como se trataba de una obsesión, y quizás celoso porque por el judo de Panamá asistió a los “JO” de Sydney 2000, en Nov. 2001, el “hadopadrino” de Mike, Jaime Casanova, envió un correo electrónico a Víctor D’Anello DG del INDE, notificando el desconocimiento de la UPJ, de la Fedejudo dirigida por Arce. Con el aval de D’Anello informó que enviaría a Panamá a dos de sus “secuaces”, los argentinos Alejandro Zirito y Elpidio Pimentel: “para hacer verificaciones en el judo, y luego convocar a elecciones para elegir un nuevo Comité Ejecutivo.

Al enterarse Melitón Sánchez, entonces Pres. del COP, y a la vez miembro del COI, rechazó enérgicamente ese exabrupto, y reculó Jaimito de su 2º intento de impulsar a Vanegas al trono de la FedeJudo. Con su “verbo dulce” pero hueco, Vanegas logró que el “Baby” D’Ánello utilizando al siempre incondicional Hermes Ortega al DG de turno, mediante la Res. 167-2001-DG, de 14 de Nov. 2001, investigara a César Chú, Pres. de la FedeJudo que reconocía el INDE, permitiendo que personas en una reunión en Veraguas firmaran con presidentes de ligas provinciales.

Acto seguido D’Anello expidió la Res. 20-2002-DG, del 16 de abril 2002, violatoria de la Res. 11-97, que decía entre otras cosas: “Designar una Comisión Provisoria revestida con las más amplias facultades, para llevar adelante los destinos de la Federación Panameña de Judo, hasta lograr una total integración y normalización”.

Vino el cambio en el INDE de Roberto “Bob” Arango, que pudo comprobar la violación flagrante por su antecesor, de los literales c, d, e y f, de la Res. 11-97. Entre sus primeros actos como nuevo jefe, expidió la Res. 44-2002 DG, que dejó sin efecto las Resoluciones 167-2001 y 20-2002 DG, y otra vez se murió el sueño de Miguelito.

Vino la era de Ramón Cardoze con experiencia de llegar a una federación por la vía de una Comisión Normalizadora, como llegó a la Sec. Gen. de la Fepafut, junto con su carnal “AAA”. A “raja tabla” nombró una Comisión Normalizadora del Judo, con personas con antecedentes de ser parte de la problemática del judo: Miguel Vanegas, Basilio Martínez, Boris Sanjur, Luis Ávila y para disimular, a Ramón Alvarado que luego renunció.

Al poco tiempo ese grupito supuestamente para arreglar el problema, se convirtió en federación, por su puesto con Vanegas al mando. Con argucia fueron insertadas en la Res. 6-2006 JD, publicada en la Gaceta Oficial N° 25545, del 16 de marzo 2006, con el Padrón Electoral para el 2006-2010, 2 artículos. El N° 6 dice en parte: “Para conformar una “JD” escogida en Asamblea General, cuya función será únicamente la de participar en el proceso eleccionario”. Artículo N° 10: “El INDE le daría reconocimiento PROVISIONAL a las ligas y clubes únicamente con fines eleccionarias”. Obviamente esto era no solamente favorable a legitimar a la federación de PROBETA de Vanegas, sino a la de boxeo de MELCHOR HERRERA, que nació por el mismo método.

Esta provisionalidad se convirtió en “PERPETUIDAD”, y eso es lo que tiene vociferando a Vanegas de su legitimidad. ¿Creen lectores que un CON puede avalar a estos 2 grupos creados al margen de la Carta Olímpica? NO.