Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Más Deportes

El valor ético y moral en deporte

Quizás en mi querido Panamá donde aún prevalece esa mentalidad machista, y de tercermundista, el acto de infidelidad de Tiger Woods, qui...

Quizás en mi querido Panamá donde aún prevalece esa mentalidad machista, y de tercermundista, el acto de infidelidad de Tiger Woods, quizás el deportista que más dinero ha ganado, le hubiesen dado una estatua de héroe, y quién sabe hasta condecoralo. Pese a los crímenes, corrupción etc., en los Estados Unidos sigue siendo sagrado el respeto casi absoluto de los valores éticos y morales que la sociedad exige de sus estrellas del deporte. La imagen que se tenía de Tiger Woods de un atleta que no deja un mínimo detalle al azar, ni siquiera en sus juegos de práctica, le ganó el respeto y admiración unánime, y título de hombre casi perfecto con una sonrisa perfecta.

No tengo ninguna duda de que muchos miembros del COI que votaron por la inclusión del Golf en el Programa de los Juegos Olímpicos de 2016, seguro que por ver al mejor golfista del mundo en los “JO”, se sienten defraudados y quizás arrepentidos, por salir a flote esa revelación de Woods de también ser un tigre con las mujeres. Y es que en el deporte los valores éticos y morales están por encima inclusive de los aspectos legales. Por otro lado, desde finales de noviembre los grandes patrocinadores de Tiger Woods no han pasado comerciales promoviendo sus productos con este atleta que ha dejado de ser un modelo, y el buen ejemplo para los atletas y los jóvenes. Un ejemplo clásico es que no hay un anuncio de Tiger en “primer time”, el horario de máxima audiencia, y cito al comercial de Gillette en donde promocionaba una crema para la afeitada perfecta como el juego clásico de Tiger Woods.

Es triste que el actual Comité Olímpico de Panamá que este servidor apoyó para su elección que considero que fue legal conforme el listado de votación oficial avalada por Don Mario Vázquez Raña, miembro del COI, designado por el Pres. del COI para supervisar esa elección, ahora me considera persona non grat a, por mi observación de que en el olimpismo los principios éticos y morales inclusive están por encima del aspecto legal. El Pres. del COP, Sr. Miguel Sanchiz, se disgustó con mi observación de su precedente funesto en el olimpismo panameño, de nombrar simultáneamente a uno de sus directivos, el Vicepres. Fernando Samaniego, como director ejecutivo con salario de $1,500.00. Mi consejo era que renunciara a uno de los dos cargos. Di el ejemplo de Tommy Sithote que renunció como directivo del COI para aceptar un cargo administrativo. Era un principio ética y lo más importante, evita conflictos de intereses, ocupando al mismo tiempo los dos cargos. Ningún miembro del COI es al mismo tiempo un asalariado administrativo. Allí vemos a Samaniego ejerciendo los dos cargos con muchas acciones cuestionables. Otro aspecto inmoral es que el COP no respeta la Carta Olímpica ( Punto 1.1 Art. 29), y las reglas de la ORDECA.

A LA REJA EL 2° PRESIDENTE del Consejo Directivo de PanDeportes. En su condición de ministro de Educación, Belgis Castro Jaen presidió la Junta Directiva, y a ciegas aprobó la Ley 50 de 10 de Dic. de 2007, que elevó a Ramón Cardoze a “dictador deportivo”, con poderes omnipotentes de hacer y deshacer, y que el Punto 5° del Art. 12 le dio poderes para autorizar, contratar, y realizar operaciones financieras hasta por la suma de $300,000.00. Aprobó todo lo que presentó Cardoze. El 2°, Salvador Rodríguez, firmó el Decreto Ejecutivo 599 que reglamentó la Ley 50, y a la carrera dos decretos para crear los Patronatos de la Arena Durán y el Rommel Fernández. Ambos están tras las rejas acusados de meter no la pata, sino las MANOS. El “VP” Juan Carlos Varela sugirió el 26 de marzo 2009, y lo tengo gravado, un audito del 2004-2009 de Pandeportes a cargo de Ramón Cardoze. ¿Cuándo se hará?