Temas Especiales

17 de May de 2022

Más Deportes

Betania tiene su “Hormiga Atómica”

PANAMÁ. Al igual que los Padres de San Diego, en el béisbol rentado de las Grandes Ligas, que tienen en la figura de David Eckstein a su...

PANAMÁ. Al igual que los Padres de San Diego, en el béisbol rentado de las Grandes Ligas, que tienen en la figura de David Eckstein a su “Hormiga Atómica”, acá en Panamá el equipo Infantil de Betania también tiene un campocorto con el mismo apodo y cualidades explosivas muy similares en el terreno de juegos.

Su nombre real es Gustavo González, sin embargo a la hora que está en un diamante de béisbol todos lo llaman la “Hormiga Atómica”, o por lo menos “Hormiga”.

No obstante, su sobrenombre no tiene nada que ver con Eckstein, quien era el paracorto estelar de los Angels de Los Ángeles, en el 2002, cuando éstos le ganaron la Serie Mundial a los Giants de San Francisco.

La “Hormiga Atómica” panameña es fiel admirador de Derek Jeter, “shortstop” estrella de los Yankees de Nueva York, y por eso, según cuenta su padre Rodolfo González, usa el No. 2 en su camiseta, al igual que paracorto yankee.

El pequeñín de 12 años es uno de esos peloteros que rompe todos los esquemas para su categoría y de inmediato llama la atención de propios y extraños, cuando lo ven jugar al béisbol.

UN PEQUEÑO GUERRERO

Gustavo mide 5 pies 4 pulgadas, estatura que está por debajo del promedio estándar en una categoría Infantil (11 y 12 años), sólo pesa 64 libras, medidas que contrarresta con su actitud pimentosa y ganadora.

González es, a juicio del reconocido instructor de Pequeñas Ligas, Martín Crespo, uno de esos peloteros con poco tamaño, pero con una madurez mental superior, que lo hace lucir como todo un veterano en las paradas cortas.

El primer bate de Betania se mueve casi a la perfección en su posición titular, con roletazos lentos le brinca rápido a la pelota y con batazos a los costados se mueve muy bien, ya si es hacia su mano enguantada o la desnuda. Ni hablar de su potente brazo.

A la hora de batear más de cuatro jardinero se han llevado su sorpresa, debido a que por ver a un pequeñín acercarse a la caja de los bateadores, se disponen a jugar más cerca y cuando menos se lo imaginan “túquiti” sólo ven salir la bola disparada del bate de González, esférica que en segundos les pasa por encima de sus cabezas.

Gustavo es uno de los mejores bateadores de Betania, con un promedio ofensivo.500, gracias a 13 imparables en 26 apariciones oficiales, además suma 10 carreras anotadas, cinco dobles y un triple.

UN HOMBRECITO DENTRO Y FUERA DEL TERRENO

Su progenitor Rodolfo González comenta que a pesar de su corta edad, Gustavo, quien vive junto a él y sus abuelos en Santa María, es un hombrecito dentro y fuera del campo de béisbol.

“Gustavo vive conmigo y con mis padres, a veces me tengo que ir a trabajar temprano y él sabe que tiene que levantarse a la hora indicada para poder arreglarse, hacerse su desayuno y esperar que algún padre de un compañerito lo recoja o los busque un taxi que le contrato, ya sea para ir a entrenar o a los juegos”, explicó.

El señor Rodolfo cuenta que su pequeño ídolo también en un buen estudiante.