23 de Oct de 2021

Más Deportes

Un goleador de sangre fría

PANAMÁ. El delantero Miroslav Klose es sinónimo de efectividad, goles, cabeceo y juego en equipo.

PANAMÁ. El delantero Miroslav Klose es sinónimo de efectividad, goles, cabeceo y juego en equipo.

Dotado de una gran técnica, el nacido en Polonia es uno de los pocos delanteros que, a pesar de su altura, goza de un muy buen control del balón, y que es capaz tanto de golear como de asistir a sus compañeros.

Lejos de ser un jugador mágico, de movimientos elásticos e increíbles, el fuerte de Klose es su gran cabezazo en el área rival, donde se vuelve un dolor de cabeza para los defensores y arqueros.

En la Copa del Mundo de Corea-Japón 2002, donde Alemania cayó en la final con Brasil por 2-0, Klose dejó su marca registrada al anotar sus cinco goles por medio del cabezazo.

Cuatro años después, su país fue el anfitrión de la Copa del Mundo, en la que Miroslav Klose terminó como el máximo artillero, nuevamente con cinco goles, hecho que además marcó un récord en el fútbol mundial. El artillero se convirtió en el único jugador en anotar diez goles en dos competiciones mundialistas consecutivas.

En el mismo certamen, Klose dejó claro que no es un delantero que solamente sabe hacer goles.

En el duelo de octavos de final ante Suecia, el actualmente delantero del Bayern Munich fue el asistidor en los dos goles de Lucas Podolski, que le daría el pase a cuartos de final.

En la próxima cita mundialista en Sudáfrica, Alemania compartirá el Grupo D con Australia, Serbia y Ghana, donde a pesar de ser el gran favorito, deberá tomar todas las precauciones necesarias.

Por su parte, Miroslav Klose vivirá su tercer Mundial consecutivo, en el que intentará volver a ser el máximo artillero y darle a su país cuarto trofeo.