Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Más Deportes

Caso de Jones es muy complicado, Mendoza

PANAMÁ. El panameño Guillermo Jones, actual campeón crucero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), aún no hace la primera defensa de s...

PANAMÁ. El panameño Guillermo Jones, actual campeón crucero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), aún no hace la primera defensa de su corona, que ganó hace veinte meses en Hamburgo, al vencer por nocaut técnico al francés Firat Arslam.

Aunque su pleito obligatorio con el primer retador, Valerie Brudov, fue a subasta, el referido combate aún no se hace y ni siquiera hay indicios de que se lleve a cabo en un futuro cercano. Por ello, la entidad ha autorizado un choque interino entre el propio Arslam y el francés Steven Herelius, previsto para realizarse en julio próximo.

Al aceptar hablar del tema, Gilberto Mendoza, vicepresidente ejecutivo de AMB, reconoce que este es uno de los casos más complicados que le ha tocado manejar en el organismo.

“Situaciones como ésta no se ven a menudo. Un campeón que sencillamente no pelea porque su promotor no le consigue pleitos, mantiene paralizada una división completa”, comenta Mendoza al intentar resumir lo que sucede con el púgil colonense de 38 años. Ciertamente, nunca se había dado un caso similar en la historia del boxeo panameño.

Frente a la inactividad del titular, lo que procede —según los reglamentos— es el despojo del campeonato, algo que Mendoza no quiere hacer. “Sé que no sería justo, ya que Jones es absolutamente inocente de lo que ocurre y toda la responsabilidad recae en Don King”, explica el dirigente.

Mientras el tiempo pasa, el resto de los púgiles clasificados en la división crucero se sienten afectados. Mendoza reconoce incluso que la pelea de Arslam con Herelius pudiera no realizarse, ya que Valerie Brudov siente que él debería participar de la misma, y no deja de tener razón.

Por el momento, King ha perdido el depósito de veinte mil dólares ($20,000.00) que presentó ante la AMB como garantía en la subasta del combate Jones-Brudov. “De esa suma, el setenta por ciento será entregado a Jones, como compensación”, añadió Mendoza, quien dijo haber conversado infinidad de veces sobre el tema con King, sin poder encontrar una salida al problema.

Sin duda es un caso complicado, como lo expresa Gilberto Mendoza, y lo más lamentable es que el tiempo pasa y conspira contra un boxeador veterano que alcanzó la gloria mundialista en su cuarto intento, sin pensar que después de lograrla pasarían casi dos años sin poder sacarle provecho.