Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Más Deportes

A la patria, hay que decirle sí

Ni el eterno presidente de la Federación Panameña de Atletismo Ricardo Sasso, ni mucho menos el entrenador en Panamá del saltador Irving...

Ni el eterno presidente de la Federación Panameña de Atletismo Ricardo Sasso, ni mucho menos el entrenador en Panamá del saltador Irving Saladino, Florencio Aguilar, se han dado cuenta que es más importante para la nación panameña que el atleta nos represente en los XXI Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe que en la competencia venidera de Mónaco.

Si el atleta presentó una fuerte indigestión que lo debilitó privándolo de presentarse en su mejor forma a la competencia del Gran Prix Aviva en Gran Bretaña y aún no se recupera del todo, como expresa el federativo Sasso y el entrenador Aguilar, por qué no le sugieren al atleta obviar el evento del 22 de julio en Mónaco, a fin de que se pueda recuperar integralmente para darle la satisfacción a los panameños con la obtención de una medalla de oro en los Centroamericanos y del Caribe.

Saladino tiene un compromiso sentimental con el país, mucho más que formal y económico; por tanto, él debe evaluar qué es más importante, si el certamen de Mónaco, que posiblemente sea un evento puntuable, o la competencia regional, como los Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez, Puerto Rico, que se realizan cada cuatro años y en donde los panameños ven con mucho optimismo su triunfo.

Los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez, Puerto Rico, se llevarán a cabo del 17 de julio al 1 de agosto de 2010. La competencia de salto de longitud donde participará el atleta panameño está prevista para el 26 de julio, según el calendario de competencia de estos juegos. Si Saladino decide desistir de la competencia del 22 de julio en Mónaco, tendría el tiempo requerido para recuperarse plenamente y no correría peligro de una posible lesión que pudiera suspender su participación en la justa regional de Mayagüez.

De no cancelar su participación del 22 de julio en Mónaco, no debe haber excusa para que el 26 del mismo mes Irving Saladino defienda los colores de Panamá en la competencia de salto de longitud de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, ya que como afirman Sasso y Aguilar, la situación de Saladino en estos momentos no es para alarmarse, pues sólo sufrió una indigestión, situación que creemos, a estas alturas, ya debe estar superada.

En cuanto al cansancio probable a consecuencia del largo viaje de Mónaco a Panamá o a Mayagüez directamente, la Federación de Atletismo debe ya hacer los arreglos pertinentes con el Comité Olímpico o con PanDeportes, para que se le asegure al atleta vuelo de primera clase para su retorno.

Irving Saladino representa dentro de la delegación de atletas que irán a los XXI Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez la esperanza más cercana a una medalla de oro en este certamen deportivo, sin querer demeritar con esto al resto de los atletas que, sabemos, también lucharán por el oro.

Este saltador de longitud, nacido en la provincia de Colón, ha logrado medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing, China, en el 2008 (8.34 m); oro en el Mundial de Atletismo de Osaka, Japón, en el 2007 (8.57 m); y medalla de oro en los Juegos Centroamericanos de Panamá 2009. La mejor marca de este especialista en salto de longitud es de 8.73 m, establecida en las competencia de Hegelo, Holanda, en el 2008.

Esperamos que nuestras palabras sirvan de reflexión y reto, tanto para el atleta como para los dirigentes Sasso y Aguilar, en lo concerniente a luchar porque nuestro principal atleta de pista y campo supere todas las dificultades que lo separan de estar en la justa regional de Mayagüez. Aquí hay que olvidar las improductivas relaciones que tenga esta federación con el Comité Olímpico o las diferencias recientes con PanDeportes, ya que a la Patria no se le deben poner condiciones.