Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Más Deportes

Gran dilema de los JB del 2013

Hay un viejo pero acertado refrán que recuerda: ‘lo que comienza mal generalmente no tiene un buen desenlace o los resultados apetecidos...

Hay un viejo pero acertado refrán que recuerda: ‘lo que comienza mal generalmente no tiene un buen desenlace o los resultados apetecidos’. Una prueba irrefutable de la poca seriedad de la Organización Deportiva Bolivariana (ODEBO) fue su incapacidad manifiesta de cumplir con el Punto (F) del Art. 19 del Capítulo VII de sus Estatutos (De la Asamblea), que dice: ‘Otorgar la sede de los próximos Juegos, luego de analizar las solicitudes presentadas por los Comité Olímpico Miembros interesados’. Los XVI JB se celebraron en Bolivia del 14 al 24 de Sep. 2009 y gracias a la posible violación de principios éticos del entonces pres. Jorge España, y también presidente del Comité Olímpico de Bolivia, fracasaron todos los intentos de elección de la sede de los XVII JB del 2013.

Fracasaron otros intentos de escoger la sede de los XVII JB del 2013, y después de un retraso de 8 meses, finalmente el 5 de mayo 2010, en Mérida, Yucatán, México, se procedió a escoger la sede entre Ecuador, Venezuela y Panamá. Ocurrió algo que no recuerdo haber presenciado pese a estar en el escenario de la escogencia de sedes a nivel panamericano, mundial u olímpico. No hubo votación, pese a que el electo presidente Danilo Carrera, de Ecuador, dijo que sería después del receso de la presentación de los tres candidatos. Sorpresivamente, lo que se dio fue una descalificación de Ecuador por un pago tardío de $10,000.00, y de Venezuela, por la falta de la autorización del presidente Hugo Chávez. Panamá obtuvo la sede no por votación, sino por descalificación.

Pues bien, y después de celebrar el triunfo tanto por Miguel Sanchiz, pres. del COP solo en papel, Franz Wever, secretario general, y el omnipotente Fernando Samaniego, que incluso pidió un ‘bote’ en el avión presidencial para regresar a Panamá dándose golpes de pecho como el ‘héroe’ y el estratega que logró el triunfo, no arriesgándose en una votación, sino por ‘TKO’. Ahora toda esa ‘risa de locos’ se ha convertido en ‘muecas’. Han transcurrido CINCO meses desde que Panamá logró la sede de los XVII JB del 2013 y de prometer regalías de 3.64 millones USD a los miembros, de ganar la sede. Estamos a 6 días de una anunciada reunión de la ODEBO en Acapulco, México, que no tiene absolutamente nada que ver con la Asamblea de ACNO, ni la Primera Convención Mundial del Deporte Olímpico, el día 23 de Oct., en donde además de los 205 CONs de ACNO, han sido invitado sus respectivos Gobiernos, y todo es un misterio y silencio del COP y ‘CO’ de dichos Juegos.

Estamos frente a un COP tan sumiso que no se atreve a decir en voz alta, que no reconoce al Comité Organizador de los XVII JB del 2013, ya que su nombramiento mediante el Decreto Ejecutivo N° 865, del 1º de Sep. 2010, no solo viola el Artículo 50 de los Estatutos vigentes de la ODEBO, sino la Carta Olímpica, que dice bien claro que nombrar un Comité Organizador de Juegos Regionales u Olímpicos, es una facultad privativa de los CONs. Lo único que le interesa a Sanchiz y su grupo es el respaldo del presidente, independientemente de que quedan como simples ‘peones’ de quienes deberían ser sus subalternos. En la especie de ‘guerra fría’ que existe, en donde la estrategia del COP es ‘pecho a tierra’ para ver si el Gobierno cede y poder hacer su ‘show deportivo’ en el 2013.