Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Más Deportes

Pedro Luis Lazo se retira del beis

LA HABANA. Pedro Luis Lazo, el lanzador con más triunfos en el béisbol de Cuba, anunció que llegó el momento de decir adiós al deporte a...

LA HABANA. Pedro Luis Lazo, el lanzador con más triunfos en el béisbol de Cuba, anunció que llegó el momento de decir adiós al deporte activo después de dos décadas en los campeonatos de la isla.

‘Ya son 20 años, es bastante tiempo, se le debe dar oportunidad a los jóvenes’, argumentó Lazo en declaraciones reproducidas en el periódico ‘Granma2.

El estelar lanzador, de 37 años y oriundo de la occidental provincia de Pinar del Río, posee el récord de más juegos ganados en Series Nacionales, con 257, y es el segundo de por vida en ponches (2.426), sólo superado por su coterráneo Rogelio García (2.499).

Conocido como ‘El Gigante de ébano’, posee en su extenso palmarés cuatro medallas olímpicas, de ellas dos de oro, así como varios títulos mundiales, panamericanos y centrocaribeños.

En el montículo sobresalió por ser dueño de una temible recta, una de los mejores sliders del mundo y un ritmo intenso entre cada lanzamiento que buscaba impedir la concentración del bateador.

Al señalar que prefiere retirarse antes de perder facultades y que sus envíos comiencen a ser descifrados con facilidad, apuntó que ‘puede que alguien logre ganar más de 257 juegos, pero es difícil. Van a pasar unos cuantos años’.

Agregó que la victoria que recuerda con más cariño ocurrió en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, cuando era un novato y fue el ganador del último juego, en la discusión por la medalla de oro.

También confesó que el momento más duro de su carrera deportiva fue en el certamen estival de Sydney 2000, al perder frente a Estados Unidos en la final.

En cuanto al evento más importante mencionó el Campeonato Mundial de Taipei de China, en 2001. ‘Tuvo mucha calidad, y fue uno de los torneos donde mejor me sentí’, dijo.

Acerca del futuro, Lazo anunció que siempre le ha gustado trabajar con niños y que es lo que espera hacer a partir de este momento.

‘El retiro debe verse como algo normal. Tiene que pasar un día y hay que saber enfrentarlo, pero es triste. Imagínate, son 20 años en el béisbol. Va a ser duro tener a todos mis compañeros cerquita y saber que no voy a pitchear’, concluyó.