Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Más Deportes

Un embajador Deportivo de ONU

No me atrevería a afirmar que quizás nuestra sub-cultura deportiva, típica de muchos países tercermundista, es lo que hace que muchas po...

No me atrevería a afirmar que quizás nuestra sub-cultura deportiva, típica de muchos países tercermundista, es lo que hace que muchas políticos miren desde su óptica política, y con mucho cálculo, los beneficios que les puede producir, su apoyo al deporte. Vimos lo que el ‘Coctel’ llamó una siembra de ‘capital político’ del gobierno de Martín Torrijos, para cosechar cerca de las elecciones del 2009, como lo fue la instalación de canchas sintéticas de fútbol mayormente en las áreas de mayor número de votantes, sin importar si todos los atletas jueguen fútbol, amén de que en algunas comunidades no había clubes ni ligas organizadas de fútbol.

Todo no terminó allí, pues, con su DG de Pandeportes, Ramón Cardoze, bastaba con que un boxeador ganara un título mundial, para así nombrarlo Embajador Deportivo. Así surgió Roberto ‘La Araña’ Vásquez, Vicente ‘El Loco’ Mosquera, seguido de Celestino ‘Pelenchín’ Caballero, Lo. cómico fue que en forma inocente, Pelenchín Caballero preguntó: ‘En qué consistía, y el trabajo que había que hacer’. Creo que nunca recibió una respuesta. Si mi memoria no me es infiel, en las postrimerías del mes de febrero de 2007, vino el nombramiento de Roberto Durán, y con más suerte que los anteriores, ya que ipso facto, ingresó a la planilla por contrato de Pandeportes con un salario de $2,000.00 al mes, pero sin funciones de lo que es y debe hacer un Embajador Deportivo.

Siguieron otros nombramientos entre los que recuerdo a Eileen Coparropa, Rod Carew, Irving Saladino y Alonso Edward. Al filo de sus últimos días al frente de Pandeportes, Cardoze logró acomodar a Durán y Saladino en la planilla permanente de Pandeportes como Embajadores con salario de $2,000.00 c/u, pero sin funciones claras. Si miramos el cargo de Embajador Deportivo, que otorga los diferentes organismos de la Organización de Naciones Unidas, (ONU), me refiero al PNUD (Programa de la ONU para el desarrollo; UNESCO, (Organización de la ONU para la Educación, la ciencia y la cultura); UNICEF. (Fondo de la ONU para la infancia); FAO. (Organización de la ONU para la agricultura y la alimentación), etc., es para recibir el apoyo de atletas destacados ad honórem en sus luchas. Ejemplos. Pelé fue Embajador de la ONU para la Ecología y Medio Ambiente en 1992. En 1993 fue Embajador de Buena Voluntad de la UNESCO. Futbolistas como Michael Ballack, (Alemania), fue Embajador de la PNUD. Emmanuel Adabayor de Togo, Zinedine Zidane, de Francia, y Ronaldo de Brasil, son Embajadores de la PNUD. Didier Drogba de Costa de Marfil, es Embajador del programa ONU/SIDA.

Del atletismo, el corredor de maratón Paul Targat de Kenia es Embajador de la UNICEF, Nawal El Moutawakel dE Marrueco directivo del COI, es Embajadora Deportiva de UNICEF. El recordado Carl Lewis de USA, es Embajador de la FAO, y la tenista María Sharapova de Rusia, Embajadora de Buena Voluntad del PNUD. Estos atletas en su papel de Embajadores de Buena Voluntad y Mensajeros de Paz, están ayudando a la ONU a cumplir los 8 objetivos de Desarrollo del Milenio, (ODM) que asumieron los líderes mundiales en el año 2000. Pareciera que el papel de nuestros Embajadores para unos es el de recibir un pago mensual del Gobierno, y otros los beneficios que produce este título. Urge que le asignen funciones para dar charlas a los niños y jóvenes en los barrios pobres.