Temas Especiales

25 de May de 2020

Más Deportes

Entre algodones, un LeBron James dolido

Acalambrado y lleno de frustración, la estrella del Heat de Miami promete volver y darlo todo en el segundo partido del domingo

Heat significa ‘calor’, pero eso no significa que ese equipo pueda soportar mejor las condiciones que se vivieron el jueves en San Antonio.

Y los Spurs se aprovecharon de la ausencia del astro de Miami para pegar primero en la final.

Tim Duncan anotó 21 puntos y capturó 10 rebotes, Manu Ginóbili añadió 16 unidades y 11 asistencias, y San Antonio lanzó una ofensiva feroz en las postrimerías del encuentro, mientras LeBron James estaba acalambrado en el banquillo, para vencer 110-95 al Heat en el primer partido de la final de la NBA.

Muy frustrado y dolido, James señaló que volverá mañana domingo para darlo todo en el segundo partido de la serie por el campeonato.

‘Te sientes muy mal cuando algo así te pasa; hay que pasar la página y volver a enfocarse en el objetivo, que es ganar el título’, apuntó James, que terminó con 25 puntos, seis rebotes, tres asistencias y tres recuperaciones de balón, antes de abandonar con calambres en sus dos piernas.

Una falla del aire acondicionado dentro de la arena de San Antonio derivó en que las temperaturas ascendieran a cerca de 32 grados centígrados, lo que quizás incidió en que James se perdiera la recta decisiva del encuentro.

Esto produjo una corrida en el último cuarto, donde San Antonio superó 36-17 al Heat, incapaz de reaccionar ante la masiva ofensiva de sus contrarios.

‘Tuvimos nuestras oportunidades y no las aprovechamos; ahora tenemos que enfocarnos en el segundo partido, porque sabemos que ellos aprovecharán cualquier situación para golpearnos’, apuntó el entrenador del Heat de Miami, Erik Spoelstra.