Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Más Deportes

Trampas y suspense en el recorrido del Tour de Francia

La carrera de fondo medirá la capacidad de recuperación de los especialistas contra el crono

Trampas y suspense en el recorrido del Tour de Francia
La primera etapa del Tour de Francia 2014, de 190 km, se disputará el 5 de julio entre las ciudades británicas de Leeds y Harrogate.

Con las trampas de Yorkshire, el empedrado y los Vosgos antes de llegar a la alta montaña, el recorrido del Tour de Francia 2014 (del 5 al 27 de julio) está diseñado para suscitar el interés desde el primer día y mantener el suspense lo máximo posible.

La única contrarreloj, 54 kilómetros en la campiña del Perigord, está fijada para el 26 de julio, la víspera del tradicional paseo final por los Campos Elíseos parisinos.

En resumen, una carrera de fondo que medirá la capacidad de recuperación de los especialistas contra el crono, que podrían tener la última palabra.La primera semana alterna embalajes, con momentos de alta intensidad emocional, etapas trampa y conmemoraciones.

El segundo día, es "una especie de Lieja-Bastoña-Lieja", según la descripción de Christian Prudhomme, que llegará a Sheffield (Gran Bretaña). "Hay nueve altos distintos pero podríamos haber metido 12", afirma el director del Tour.

El primer lunes se prevé una gran llegada para los velocistas en el corazón de Londres, cerca del Palacio de Buckhingham, antes de volar al continente.Dos días más tarde, una etapa de adoquinado someterá al pelotón a un estrés añadido.

Los ciclistas deberán superar nueve sectores de pavé que se recorren cada año en la clásica París-Roubaix.Esta será una etapa conmemorativa del centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial y unirá la ciudad belga Ypres con Arenberg.

La promesa de los Vosgos

El recuerdo del cruento conflicto se impondrá en el paso por el noreste francés. En el horizonte estarán los Vosgos como una promesa para los escaladores que deberán evitar las caídas y retrasos inesperados en las primeras jornadas.

Este macizo oriental tendrá más importancia que nunca y la Grande Boucle estará tres días por sus carreteras.De estas etapas se destaca la que llevará al pelotón a Planche des Belles Filles, el simbólico 14 de julio (día nacional de Francia).

Los ciclistas deberán superar una larga ristra de pendientes y puertos antes de tener el primero de sus dos días de descanso."Será una verdadera etapa de montaña", se felicita Prudhomme, muy orgulloso del recorrido.

Los que pagarán esta atención a los Vosgos serán los Alpes que sólo se visitarán durante dos días. Eso sí, con dos llegadas en alto, a Chamrousse y Risoul.Los ciclistas tendrán tres días, incluido el segundo asueto, antes del complicado tríptico de los Pirineos.

El primer acto será largo pero con sólo el puerto de Bales, a 20 kilómetros del final, como obstáculo reseñable antes de dos días en los que los escaladores deberán poner tierra de por medio con los contrarrelojistas.

La 17ª etapa, que termina en Saint-Lary, concentrará cuatro altos en 75 kilómetros y al día siguiente el pelotón subirá el Tourmalet, antes de llegar a la meta en el alto de Hautacam, ambos de categoría especial.

Tres días después de las ascensiones pirenaicas, y tras la crono del penúltimo día, el pelotón desfilará por las calles de París, donde, igual que el primer día en Harrogate (Inglaterra), los velocistas tendrán oportunidad de brillar.