Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Más Deportes

‘El deporte panameño necesita mayor soporte en su mercadeo’

Gerardo Molina es considerado el gran gurú del mercadeo deportivo y además, un referente para ESPN, Fox Sport y CNN

El deporte debe verse como una industria, capaz de mover importantes cantidades de dinero y generar empleos directos e indirectos.

Responde a un sector de la economía, es una industria, como lo son: la construcción, la pesca o la ganadería.

Y los beneficios que genera van ligados con su masificación, desarrollo y adhesión a un público que sigue ávido cada partido, cada fecha y el desenvolvimiento de las estrellas de un deporte.

Gerardo Molina es experto en estos temas. Es educador, publicista y el referente más importante en el mercadeo deportivo.

Es un convencido de que el deporte representa un importante núcleo dentro del desarrollo económico de un país, y de que el valor del marketing deportivo es fundamental, como sistema que permite desarrollar el sector, haciendo que genere ingresos significativos a los involucrados.

‘Es posible lograr un enlace duradero y productivo entre las marcas, que son los clubes deportivos, el producto, que son los jugadores y los aficionados; de manera que se consolide una masa crítica de seguidores que genere ingresos significativos’, apuntó Molina, al conversar con La Estrella de Panamá.

Es, además, un convencido de que los medios de comunicación tradicionales, y las redes sociales, han transformado el mercadeo deportivo profusamente.

‘Los medios y hoy las redes sociales son fundamentales para el buen resultado de un plan de mercadeo deportivo; yo le llamo ‘mediatización”, sostiene el experto.

Y lo explica: ‘de nada vale que un equipo tenga patrocinio, si no tiene una exposición en los medios; si la marca no vende, los patrocinadores desaparecen porque no ven forma de que su imagen sea vista’, apuntó.

EL CASO PANAMEÑO

Molina habla con pasión sobre el mercadeo deportivo; es como si en todo su ser radicara un germen que brota espontáneo cada vez que toce al tema.

Y al abordar la situación del marketing deportivo en Panamá, sus palabras sonaron muy sinceras.

‘En Panamá hay una carencia grande de planes de marketing deportivo. El deporte está descuidado sin ese soporte. En este país, el deporte debe ir acompañado de un plan sustentable en el tiempo, y ya no debe demorar más en establecerlo. No existe una guía o una orientación ni la profesionalización del sector; existe una carencia integral en planes de marketing deportivo’, destacó el experto.

INVERSIÓN

Tener conciencia integral de las potencialidades económicas en el deporte es una de las cosas que Molina siempre da a conocer en sus muchísimas conferencias internacionales sobre marketing deportivo.

A su juicio, si el desarrollo de Panamá se vislumbra por el orden del 6.5%, ‘ese desarrollo debe llegar también al deporte; el problema es que no se le mira como un generador de ingresos, sino como un entretenimiento’.

Sostiene además que el Estado debe invertir en infraestructuras deportivas, y darle la oportunidad a la empresa privada a que contribuya, participando en la planificación y sea partícipe del crecimiento y del desarrollo del país.

Y por otro lado, mantener el talento existente en las ligas locales es fundamental, pues allí están las estrellas a las que el aficionado acude a ver a los estadios, y siguen como producto deportivo.

PRIORIDADES

A medida que se adentra en el tema, Molina comienza a soltar aquellos pensamientos que por muchos años han sido el principal soporte de sus ideas en relación con el mercadeo deportivo.

‘Imaginemos un gran evento, de la FIFA o bien una Olimpiada, sin un conjunto de empresas que lo patrocinen y lo sustenten. Sencillamente, no funciona. Así mismo sucede en un país donde no se logra que la empresa privada se involucre en los asuntos de inversión deportiva’, precisó.

Pero además, hace énfasis en que Panamá ‘no debe demorar en sus entes macrodeportivos, hasta en los más pequeños clubes, tener una planificación deportiva’.

Por otro lado, identifica la necesidad de que las marcas se identifiquen con el sector deportivo de una manera asociada, ‘y que contribuyan, junto con el Estado a que se generen los beneficios a los deportistas’.

Lo que todo esto genera, directamente, ‘es la potenciación de un sector económico como es el deporte’, que va más allá de que hay jugadores y que solo representa entretenimiento.

‘En América Latina, y por ende en Panamá, todavía se ve al deporte fuera del proceso productivo como industria; si el Estado y el sector privado toman conciencia de mercadear el deporte; porque en él hay trabajo más allá de las canchas de juego’, apuntó.

Tras conversar casi media hora con Gerardo Molina, la sensación de que en Panamá es urgente trabajar en el mercadeo deportivo queda como un compromiso que trasciende tiempo y espacio.

‘Debemos ir a un círculo virtuoso; en este momento, Panamá está en un círculo vicioso en estos aspectos; hay que trabajar desde el Comité Olímpico y Pandeportes, hasta el club más pequeño del país, todos deben contar con un plan de mercadeo deportivo’, aseguró.