Temas Especiales

17 de May de 2022

Más Deportes

El Rendimiento del Futbolista en la Altitud

El Consumo de Oxígeno en proporción al esfuerzo realizado es siempre el mismo a cualquier altitud

El efecto de la Altitud sobre el VO2 Max ha sido estudiado por muchas décadas y ya existen Tablas que indican valores proporcionales del efecto que etiene una sobre el otro. Por ejemplo, se ha demostrado que a una altitud de 2000m el consumo máximo de oxigeno (VO2max) viene a ser el 90% respecto a lo normal a nivel del mar, a 7000m es sólo el 40% y se ha estimado que por encima del Everest viene a estar entre 20 y 25% del VO2max, he aquí la importancia que puede tener que un deportista tenga un VO2max alto, para tener un mejor desempeño a alturas elevadas. Por otra parte, el Consumo de Oxígeno en proporción al esfuerzo realizado es siempre el mismo a cualquier altitud, o dicho de otra manera, si un esfuerzo conocido requiere de un determinado consumo de oxígeno y el VO2 Max del jugador es menor, simplemente éste no puede realizarlo.

Aun asi, si bien hay cierta variación de gasto energetico cuando se realiza un esfuerzo en la altura, debemos saber que esto se debe simplemente a que el cuerpo tiene que gastar más energía para funcionar que a nivel del mar, debido a que se realiza un mayor trabajo (gasto) respiratorio y no porque el esfuerzo en sí motive un mayor Consumo de Oxigeno.

En Panamá los Entrenadores de Fútbol casi no conocemos los Efectos de la Altitud sobre el Organismo Humano porque el 87% del País (y ‘casi' todos los Estadios de Fútbol) están por debajo de la cota de los 700msnm y en el rango de temperatura de zonas cálidas; además, muy pocos Entrenadores panameños hemos tenido la oportunidad de dirigir entrenamientos y partidos fuera del país.

Sin embargo, a efectos de aclaración, y abordaremos trataremos de desarrollar el tema del Rendimiento del Futbolista en la Altitud de una manera llana, para que pueda ser comprendido por todos y cada uno de los Entrenadores y no Entrenadores que puedan leerlo.

La disminución de los niveles de temperatura y presión asociados con la altura puede causar trastornos, incluso en futbolistas con excelente estado físico, pues la disminución de la presión del Oxigeno afecta al organismo al reducir los niveles de oxígeno en la sangre, pudiendo producir incluso el llamado ‘mal de montaña' caracterizado por náuseas, dolores de cabeza, debilidad, hiperventilación (aumento del ritmo respiratorio), insomnio, y aletargamiento de las reacciones. Durante el ascenso a la altura, los efectos fisiológicos en el futbolista, producidos por la progresiva disminución de la presión barométrica, son la disminución del gradiente alveolo capilar, el contenido arterial de oxígeno y, finalmente, su disponibilidad en los tejidos. Como consecuencia, se afecta cualquier actividad humana realizada en estas condiciones y, dependiendo de la altura alcanzada, se manifestará en una caída en el rendimiento físico e intelectual y alteraciones en la esfera emocional.

El jugador que asciende desde el nivel del mar, en las primeras horas, especialmente en las primeras 48 horas, puede desarrollar desde mala tolerancia a la altura, que va desde molestias benignas como cefalea, insomnio, alteraciones gastrointestinales, mareos y fatiga, que pueden llegar a ser incapacitantes para realizar actividades cotidianas; hasta presentar incluso cuadros más severos que amenazan la vida, como el edema pulmonar y edema cerebral.

A pesar de la ‘agresividad' de la influencia de la altura sobre el organismo humano desde el punto de vista biológico, en la actualidad se utiliza la exposición intencional de los jugadores a la altura, lo que en el Fútbol se conoce como Entrenamiento de Altitud.

ENTRENADOR A-PRO DE FÚTBOL