Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Más Deportes

Rafael Nadal vuelve a reinar en Montecarlo

En su mejor partido de la semana, en su pista fetiche, Nadal conquistó el título 50 sobre tierra batida y superó al argentino Guillermo Vilas

Rafael Nadal vuelve a reinar en Montecarlo
El tenista Rafael Nadal levanta los brazos, después de conquistar el torneo de Montecarlo.

Rafael Nadal guardó para el final su mejor tenis y se impuso a Albert Ramos, por 6-1 y 6-3 en 76 minutos, en el duelo español de la final del torneo de Montecarlo, para ganar este Masters 1.000 por décima vez.

‘AÑOS DESPUÉS, SEGUIMOS AQUÍ. GRACIAS Y NOS VEMOS EL AÑO QUE VIENE'

RAFAEL NADAL,

TENISTA ESPAÑOL

En su mejor partido de la semana, en su pista fetiche, Nadal conquistó el título 50 sobre tierra batida, con lo que supera al argentino Guillermo Vilas, con uno más, el 70 en total de su palmarés y el 29 Masters 1.000, situándose a uno del serbio Novak Djokovic, en esta categoría.

En una de los tres recintos que mejor conoce y mejor se desenvuelve en el circuito (Barcelona y Roland Garros son los siguientes), Nadal cuajó una soberbia actuación, sobre todo el en el primer set, como si hubiera reservado sus mejores golpes para el esprint final por el título, y no solo para vencer a Ramos, sino también para luchar contra la historia del tenis, pues se ha convertido en el primer jugador en la Era Open en ganar diez títulos en el mismo torneo.

Con un 86 por ciento de efectividad en su primer servicio en el primer set, Nadal mandó en el marcador sin que Ramos pudiera hacerle sombra.

Lo único que inquietó al de Manacor en los 30 minutos de este primer parcial fueron unos granos de arena en su ojo izquierdo. Salvado este problema con unas gotas, el látigo de Manacor funcionó a discreción, repartiendo por los lados sus golpes, distribuyéndolos como en su mejor momento.

El alemán Boris Becker y el italiano Nicola Pietrangelli, dos figuras del tenis, vivieron 'in situ' la exhibición de Nadal, en una primera manga en la que Rafa volvió a jugar como el campeón de 14 grandes que es. Ramos vivió siempre en la cuerda floja cada vez que servía. Solo logró confirmar su saque en el segundo juego.