La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Más Deportes

Tepstra se anexa el triunfo en Flandes

Se convierte en el primer ciclista de Holanda que gana el Tour de Flandes desde que, hace 32 años, lo ganó Adri Van der Poel

El Niki Terpstra de Quick-Step Floors celebra cuando cruza la línea de meta.

Niki Tepstra prolongó el momento dulce del equipo Quick Step al convertirse en el primer holandés que gana el Tour de Flandes desde que, hace 32 años, su compatriota Adri Van der Poel entró en el historial del segundo ‘monumento' de la temporada ciclista.

El destacado ciclista, ganador de la justa París-Roubaix hace cuatro años, Tepstra culminó un ataque lanzado a 27 km de meta y se coronó por delante del danés Mads Pedersen, que llegó 11 segundos después tras cubrir la última fase persiguiendo sin éxito al holandés, y de otro corredor del Quick Step, el belga Philippe Gilbert, ganador en 2017.

TOUR DE FLANDES

Carrera de ciclismo que se disputa en Bélgica

102

versión es el número de la celebración de la tradicional competencia ciclista.

32

años habían pasado para que Tepstra ganara otra prueba para Holanda.

En su edición número 102, la clásica belga, sin españoles en el palmarés, llevó a los corredores, con frío y lluvia, de Amberes a Oudenaarde a lo largo de un trayecto de 267 km salpicado con 18 muros y 13 tramos de pavés.

Por primera vez los grandes clasicómanos del norte miraban de reojo a un corredor latino, el italiano Vincenzo Nibali, que hacía su debut en Flandes después de haber ganado los dos últimos monumentos: Lombardía en 2017 y la Milán-San Remo este mismo año.

Un gran favorito por encima de todos: el eslovaco Peter Sagan, triple campeón mundial, que venía de ganar la Gante-Wevelgen, considerada la 'mini-Flandes', y aspiraba a una segunda victoria, dos años después de la primera.

Al cabo de 70 kilómetros de intentos, el pelotón consintió, finalmente, una fuga en la que entraron once (11) corredores, entre ellos el español Iván García, compañero de Nibali en el Bahrein Merida, que se comportaba con enorme solvencia en los muros.

El equipo Bora de Peter Sagan, el Quick Step de Philippe Gilbert, el Sky de Michal Kwiatkowski y el BMC del campeón olímpico Greg Van Avermaet -en busca de su primera victoria después de tres podios- regularon muy bien la velocidad del pelotón de forma que la diferencia no pasara de los cinco minutos.

Al promediar los 82 km de la meta, con los fugados ya a la vista, el pelotón abandonó su indolencia y experimentó las primeras convulsiones, que anunciaban la gran batalla.

Se fracturó en varios grupos aunque se recompuso poco después.

Iván García, poderoso en los muros, aguantó todavía en cabeza junto al ciclista de Bélgica Tom Devriendt, hasta que la primera avanzadilla los alcanzó a los 47 km de meta .