La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Más Deportes

Cuba analiza la eficiencia de su deporte

Reconoce que los deportes de equipos ganan pocas medallas, a diferencia de los individuales

La nota suelta. Un buen ejemplo que debía imitar Irving Saladino, nuestro único medallista de oro en Juegos Olímpicos, la dorada en salto de longitud en los JO de Beijing 2008, es el reto que aceptó Félix Sánchez, doble campeón olímpico de 400 metros con vallas, en los JO de Atenas 2004, y Londres 2012; además doble CM, en Edmonton, Canadá, en 2001, y París 2003, de elevar el nivel del atletismo de República Dominicana abriendo una academia para entrenar jóvenes talentos, para ponerse al nivel de Jamaica, Cuba, Bahamas y Trinidad & Tobago.

Apodado ‘Super-Sánchez', pese a que nació en Nueva York, y residía en San Diego, California, optó por competir por República Dominicana, donde nacieron sus progenitores.

Ha sido invitado a los III JOJ de Verano, en Buenos Aires, Argentina, 2018, como uno de los modelos del buen ejemplo del atletismo. Tome nota de esto, Irving.

El tema de hoy. Entristece que nuestro deporte padezca de serios problemas de organización y ha sido tomado por políticos, y dirigido por personas incapaces como ‘El Cacique' Mario Pérez, y el COP, sin credibilidad, como ‘Madurito' Amado y su Letrada, que anteceden el signo del USA $, cuando hay panameños que se graduaron en el Instituto Superior de Cultura Física Manuel Fajardo en Cuba, y a duras pena uno llegó a ‘DT' de Deportes y duró poco, porque bailó al son del ‘tango' de un DG mediocre del INDE. Hay más: un segundo grupo de panameños se graduaron de la Escuela Internacional de Educación Física y Deportes, (EIEFD), fundada por Fidel Castro en el 2001, con el compromiso de la capacitación de profesionales en la rama de Educación Física y el Deporte en los países del Tercer Mundo.

La mayoría se graduaron durante la jefatura de Ramón Cardoze en el INDE, y tratados como peones. Ninguno ocupó una SDG o DT, y a duras penas y sin éxito, el cargo de Metodológico, como Cecilio Woodruff.

De nada nos ha servido esas preparaciones de los que supuestamente debían ser los dirigentes del deporte panameño. Como nuestro país está ‘huérfano' del periodismo deportivo investigativo, y ocurre todo lo contrario de lo que decía José Martí, y lamentablemente no es aplicable al deporte. ‘La prensa es el CAN guardador de la casa patria'. Es por ello que voy a compartir con ustedes lectores, parte de un escrito del periodista cubano Aliet Arzola Lima, publicado el 27 de marzo de 2018, en el periódico Granma, que hace un análisis del deporte cubano, que se prepara para asistir a los XXIV JCC 2018. en Barranquilla, Colombia, con miras a ocupar el primer lugar en el estado de medallas. Parte dice: ‘No es raro que, en una cita multideportiva, un por ciento alto de las delegaciones sea ocupada por representantes de especialidades colectivas, máxime cuando se concursa en varias de esas disciplinas por conjunto. Esto supone emplear muchos atletas para un botín reducido que, únicamente oscila entre 15 y 20 preseas doradas.

Para tener una idea más fiel del asunto tomamos con referencia el último corte clasificatorio del pasado 24 de marzo, fecha en que Cuba tenía asegurada la presencia en la urbe cafetera de 469 deportistas para luchar por medallas en 287 pruebas, y de ellos solo 16 se podrán obtener en lides por equipos. Estas medidas se distribuyen en cuatro para el voleibol (sala y playa en uno y otro sexo), (tres en baloncesto, masculino y 3x3 damas), una en el béisbol y dos en balonmano, hockey sobre césped, polo acuático y softbol. Sin opciones quedan el fútbol y el 3 x3 varonil, que no clasificaron, mientras el rugby 7 no está contemplado en el sistema de alto rendimiento de nuestro país. Como pueden apreciar, las posibilidades de metales áureos de los deportes colectivos son pocas, (no engaños como el ‘Gurú' Fabio Ramírez con su Plan Panamá 2022), y pueden verse todavía más reducidas si se mantiene la tendencia de algunas disciplinas que tradicionalmente dominaron en el ámbito regional y ahora andan en horas bajas'.

Con franqueza dio ejemplos. ‘El baloncesto masculino no sube al podio desde Ponce 1993, y las realidades actuales no indican que Barranquilla no parece ser el mejor escenario para cambiar el rumbo, a pesar de que varios jugadores de la selección internacional están insertados en ligas foráneas en busca de elevar su nivel cualitativo. Dijo: ‘el panorama actual exige eficiencia, que colocará una presión notable sobre las disciplinas de mayor tradición como el atletismo mayor tradición como, tiro deportivo, gimnasia artística, judo, lucha boxeo, remo y canotaje, los cuales tienen la encomienda de aportar más del 70% de los títulos'. Tomen nota de esto. Así es.

COCTEL DEPORTIVO