02 de Dic de 2022

Más Deportes

Djokovic financia medicamentos contra la covid-19, pero se opone a la vacunación

El tenista serbio es propietario del 80% de la firma danesa QuantBioRes, que desarrolla un tratamiento contra la covid-19. Presentamos los detalles en torno a este tema que ha generado controversia internacional

Djokovic financia medicamentos contra la covid-19, pero se opone a la vacunación
Djokovic es el accionista mayoritario de una empresa biotecnológica que busca un tratamiento para la covid-19 que no requiere vacuna.EFE

El tenista serbio nacido en la antigua República de Yugoslavia Novak Djokovic se encuentra en el ojo del huracán tras negarse a la vacunación; sin embargo, este jueves pudo conocerse a través de la agencia internacional EFE que el tenista serbio es propietario del 80% de la firma danesa QuantBioRes, que desarrolla un tratamiento contra la covid-19.

El director de la firma Iván Loncarevic ofreció declaraciones al diario BT, donde manifestó que la empresa está registrada oficialmente desde junio de 2020 y que su plan es fabricar un medicamento contra la covid-19, pero no una vacuna. “Estamos preparados para diseñar un tratamiento que pueda bloquear el mecanismo de infección entre el coronavirus y nuestras células”.

El plan es que el tratamiento sea sometido a pruebas clínicas en Londres, el próximo verano, para luego ser aprobado por las autoridades sanitarias correspondientes.

El hecho es que la negación a la vacuna por parte del serbio ha despertado la curiosidad en los fanáticos, colegas y medios internacionales, y muchos se preguntan ¿cuál es la razón por la que el deportista se niega a recibir la vacuna?

Djokovic financia medicamentos contra la covid-19, pero se opone a la vacunación
El tenista de 34 años fue deportado de Australia recientemente, luego de que una corte de ese país confirmara la cancelación de su visa.EFE

El diario As publicó un artículo acerca de un encuentro virtual con deportistas serbios en abril de 2020, donde Djokovic expresó lo siguiente: “Personalmente me opongo a la vacunación, y no quisiera que alguien me obligara a vacunarme para poder viajar”.

Luego de esto, el jugador dio positivo por covid-19 durante la celebración del Adria Tour, donde otros tenistas como Grigor Dimitrov, Borna Coric, Viktor Troicki y su entrenador Goran Ivanisevic resultaron contagiados en este evento en el que las medidas de bioseguridad fueron nulas. Este positivo en coronavirus fue la razón por la que Djokovic presentó la exención médica a su llegada a Melbourne, una justificación que fue rechazada por las autoridades australianas.

Por este hecho, la primera ministra serbia, Ana Brnabic, manifestó su descontento. “Novak fue invitado al Abierto de Australia, obtuvo el visado para Australia, tuvo la exención médica. Tras volar por medio mundo, le dicen: le revocamos el visado. Para mí, esto carece de sentido”.

Brnabic dijo que las autoridades australianas justificaron sus actos en las restrictivas normas de inmigración que aplican para evitar la expansión de la pandemia y que incluyen la obligatoriedad de estar vacunado.

Polémica

La marca de ropa Lacoste, patrocinadora principal de Djokovic, publicó un comunicado tras lo ocurrido en Australia: “En cuanto sea posible contactaremos con Novak Djokovic para revisar los acontecimientos que han marcado su presencia en Australia. Desde la compañía agradecemos el esfuerzo de los organizadores del torneo para asegurar su celebración en buenas condiciones para los jugadores, cuerpo técnico y espectadores”.

Desde 2017, Djokovic firmó un contrato multimillonario con la marca internacional que tras estos hechos ha expresado su disconformidad por la actitud del tenista.

Djokovic regresó a Serbia tras la polémica deportiva, judicial y diplomática por su oposición a vacunarse contra el SARS-CoV-2.

El resto de los patrocinadores de Djokovic, hasta el momento, no se han pronunciado sobre este hecho.

Otros atletas

El periódico chileno, La Tercera publicó los casos de algunos deportistas que le han dicho no a la vacunación contra la covid-19, específicamente en el fútbol.

En Alemania, Joshua Kimmich del Bayern Múnich se niega a la vacuna. “Para mí era difícil hacer frente a mis miedos y recelos, por eso he estado tanto tiempo indeciso”, dijo durante una entrevista a la cadena televisiva alemana.

También el neerlandés del Wolfsburgo, Wout Weghort de la Bundesliga indicó: “Imagina una vacuna tan segura que te tienen que obligar a ponértela, para una enfermedad tan letal que te tienen que hacer test para saber que la tienes”.

En el continente americano, quien ha dicho no a la vacuna es el brasileño Renan Lodi.

En ese sentido, un experto en psicología deportiva –Enrique Aguayo– dijo al diario chileno que este miedo a la vacunación va ligado, en gran medida, a un fenómeno que abiertamente no comparte, debido a las creencias, por ejemplo, frases como: “No le tengo fe, porque los laboratorios se están haciendo ricos”, “mi padre murió de covid-19, yo lo tuve, mi tío estuvo contagiado”.

En adición, Eugenio Lizama, quien también es experto en esta área en el mundo deportivo, subrayó que los seres humanos, entre ellos los deportistas, se mueven de acuerdo con un sistema de creencias políticas, religiosas o de información. “La realidad es que ese sistema se aloja en ciertas zonas del cerebro. No evalúan objetivamente la información, sino que se hacen parte de esa creencia. Pasa sobre todo con los antivacunas o con los grupos políticos”.