Temas Especiales

25 de Jul de 2021

Tenis

La campeona olímpica puertorriqueña Mónica Puig confirma su ausencia en Tokio

La tenista explicó que por su grave lesión de hombro no podrá defender su título y que espera volver a las canchas de tenis en 2022

La tenista puertorriqueña Mónica Puig
La tenista puertorriqueña Mónica PuigEFE

La tenista puertorriqueña de 27 años Mónica Puig, medalla de oro en Río 2016 y que hizo historia al conseguir por vez primera para su país esa presea, anunció este domingo que por su grave lesión de hombro no podrá defender su título y que espera volver a las canchas de tenis en 2022.

Puig, una auténtica heroína en Puerto Rico por el oro obtenido en Río 2016, explicó a través de un mensaje en su cuenta de la red social de Instagram las razones que la han llevado a no representar a la isla caribeña en Tokio este verano.

"El dolor provocaba que no pudiera estar sobre la cancha más de 10 minutos", explica en inglés Puig en un breve mensaje que no llega a los 2 minutos de duración en el que se la ve tranquila y con una aparatosa protección en el brazo derecho.

"La operación de hombro me ha puesto en una difícil situación para Tokio", señala la tenista, que subraya que ha sido "una decisión dura" pero que ella y su equipo a la hora de tomar la decisión han pensado en prolongar su carrera el máximo posible de años y que el objetivo ahora es participar en 2024.

"Nadie puede jugar con este dolor, que ahora no me permite más de 10 minutos" en la cancha, relato la tenista, que reside en Florida, en Estados Unidos.

"Me perderé además el resto de la temporada y espero volver en la 2022", asegura, tras agradecer el apoyo de todos sus seguidores e indicar que en 2 semanas iniciará el proceso de recuperación.

Puig concluye señalando que volverá más fuerte que antes a las pistas de tenis.

Los problemas de hombro de la puertorriqueña llegaron al nivel de contar con dificultades para hacer cosas cotidianas, como peinarse el cabello o cepillarse los dientes.

Ante ello, tomó la decisión de operarse el hombro derecho el pasado 25 de mayo.

La operación consistió en reparar dos desgarres en la parte superior del brazo derecho, un primero en el tendón del bíceps y otro en el manguito rotador del hombro.

La expectativa es que en cuatro meses pueda retomar los entrenamientos en la cancha.

La inactividad provocó que Puig descendiera hasta la posición 168 del escalafón mundial de la Asociación de Tenis de Mujeres (WTA, en inglés).

A pesar del revés de no estar en Tokio, Puig resaltó que aún le queda mucho por hacer en el tenis a sus 27 años y que espera la vuelta al circuito en algún momento del 2022.