Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Economía

Cómo trabajar con empleados sólidos

ESTADOS UNIDOS. La mayoría de los empleados no son estrellas, pero tampoco son flojos que apenas si concretan sus tareas. Se trata de ...

ESTADOS UNIDOS. La mayoría de los empleados no son estrellas, pero tampoco son flojos que apenas si concretan sus tareas. Se trata de personas dedicadas que todos los días mantienen a sus compañías en funcionamiento.

Esos sólidos ciudadanos constituyen aproximadamente el 50% de una organización típica, y su empresa no puede sobrevivir sin ellos.

Esos empleados no siempre reciben la atención que se merecen, y por lo tanto, no contribuyen al esfuerzo común todo lo que debieran.

Usted puede extraer lo mejor de sus sólidos ciudadanos para que expresen su potencial completo.

Un buen empleado en una organización tal vez sea considerado un astro en otra, y viceversa. En una organización de tecnología que crece a pasos agigantados, tal vez los empleados estrellas son aquellos dispuestos a trabajar 24 horas por día, siete días por semana.

En cambio, en una organización que vende productos a nivel global, se da más importancia a la inteligencia política y a la disposición a mudarse de un país a otro cada pocos años.

Los ciudadanos sólidos no son menos inteligentes o capaces que otros considerados estrellas. En muchos casos, tienen prioridades diferentes.

Si hay demasiadas estrellas en una organización, que sólo buscan visibilidad y avanzar a toda costa, queda escaso oxígeno para el resto. Por otra parte, las estrellas piensan en sus carreras primero, y en las instituciones después.

En cambio, los sólidos ciudadanos no sienten anhelos por estar en las candilejas, y suelen ser más leales a sus organizaciones que los empleados estrellas, dice Thomas J. DeLong, profesor de prácticas de administración de la Escuela de Administración de Empresas de la universidad de Harvard.

Esos empleados suelen quedarse más tiempo en una organización. Por lo tanto, desarrollan un conocimiento en profundidad de la compañía y eso es invalorable para los gerentes en épocas de transición. “Ellos construyen y sostienen la cultura”, dice DeLong. “Ellos son el cemento que mantiene la organización unida”.

Trabajar con sólidos ciudadanos de manera eficaz es "discernir sus virtudes para que hagan el proyecto adecuado", dice Andy Houghton, director gerente de una firma de consultoría global.