Temas Especiales

24 de Sep de 2020

Economía

Protéjase de la crisis financiera

La respuesta, es sencilla: la mejor protección comienza y termina en cada uno de nosotros. Y es que aunque solemos hablar de la crisis f...

La respuesta, es sencilla: la mejor protección comienza y termina en cada uno de nosotros. Y es que aunque solemos hablar de la crisis financiera como algo importante, consideramos que está fuera de nuestro control.

La realidad es que la economía panameña se sustenta en gran medida de todas las pequeñas decisiones que cada consumidor toma en una u otra dirección.

Si cada persona hubiera hecho un riguroso análisis de sus historiales y las capacidades de crédito antes de asumir las cuestionadas hipotecas en Estados Unidos seguramente la economía mundial no estaría hoy donde está. Lo mismo aplica para las empresas, bancos y brokers hipotecarios que ofrecieron los productos.

Al contrario de muchas otras realidades, nuestra economía viene demostrando un sostenido empuje. No obstante, todo crecimiento conlleva la responsabilidad de una buena administración.

En APC estamos desarrollando programas para orientar al consumidor panameño pues en esta economía floreciente uno de sus mayores activos, es su crédito. Trabajamos actualmente con ejecutivos, escuelas y particulares en el fortalecimiento de una cultura crediticia de primer orden.

Teniendo como perspectiva lo que ocurre en las grandes capitales financieras siempre constituye una amenaza no estar alertas a los cambios o patrones internacionales.

Desde APC estamos atentos siempre a las evoluciones del sector económico, especialmente en su componente financiero. Es por ello que nos mantenemos constantemente proporcionando información tanto a nuestros asociados como al público en general en el sentido de ayudarles a comprender mejor como se manifiestan esos peligros desde la óptica del crédito.

Los panameños podemos sacar valiosas lecciones de lo que ocurre allende nuestras fronteras; para los consumidores quizás la principal sea que uno solo debe asumir los compromisos financieros que puede cumplir.

Para los agentes económicos, por otro lado, el aprendizaje estriba en que cualquier decisión de otorgar créditos debe estar basada en la mayor y más precisa cantidad posible de información.

Para todos los que habitamos este país queda claro que la mayor protección ante los embates de cualquier crisis económica es manejar bien nuestro crédito, con responsabilidad y aprovechando los recursos de información disponibles. Es recomendable que se acerque a cualquiera de nuestros centros de atención y comience a prevenir la crisis.