Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Economía

Nueva planta procesadora

PANAMÁ. A buen ritmo avanza la construcción de la planta de procesamiento de la Cooperativa de Productores de Palma Aceitera de Chiriqu...

PANAMÁ. A buen ritmo avanza la construcción de la planta de procesamiento de la Cooperativa de Productores de Palma Aceitera de Chiriquí (Coopemapachi) que tendrá un costo de 5. 9 millones de dólares.

Este proyecto que es financiado por el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA) está previsto que inicie operaciones a finales del próximo mes de abril.

En la construcción de la infraestructura de la planta se invertirán 1.8 millones de dólares y otros 4.1 millones en la planta de procesamiento que será traída desde Malasia.

Actualmente, unos 90 obreros trabajan en su construcción y una vez culminada generará alrededor de 250 plazas de trabajo.

La colocación de la primera piedra de este proyecto se realizó el pasado mes agosto, y estuvo a cargo del entonces ministro de Desarrollo Agropecuario, Guillermo Salazar.

Actualmente se cultivan unas 7 mil hectáreas de palma aceitera a nivel nacional, cinco mil de ellas pertenecen a cooperativas ubicadas en la región del Barú.

También se evalúa la posibilidad de producir palma aceitera en las cerca de tres mil hectáreas bananeras de Coosemupar que actualmente están sin uso.

Para el gerente general del Banco de Desarrollo Agropecuario, Roberto Jiménez, este tipo de iniciativas cumplen con los objetivos de la entidad de promover la eficiencia y la productividad de los productos locales.

De acuerdo con los directivos de la Coopemapachi la planta tendrá capacidad para procesar unas 15 toneladas al día de pulpa de palma aceitera de consumo humano, tanto para la exportación como para el mercado local.

La planta extractora estará ubicada en la Finca María, corregimiento de Progreso, distrito de Barú.

El primer paso será obtener aceite crudo y en un futuro muy próximo se pasará a la fase de refinado y de producción de biocombustible.

Coopemapachi firmó el pasado mes de septiembre un memorándum de entendimiento con la empresa Texas Biodiesel para la construcción de una planta extractora de aceite, una planta de biodiesel y la ampliación de la producción, acto al que el presidente Martín Torrijos acudió en calidad de testigo.

La construcción de estas dos plantas permitirá incrementar en 19 mil hectáreas la producción de planta aceitera en el país y podría generar unos 3,000 nuevos empleos.