24 de Feb de 2020

Economía

Banca local está estable, pero atenta

PANAMÁ. Panamá no es inmune a la crisis financiera global, aunque posea un estable sistema bancario. El año pasado, las operaciones ba...

PANAMÁ. Panamá no es inmune a la crisis financiera global, aunque posea un estable sistema bancario. El año pasado, las operaciones bancarias arrojaron un crecimiento en las utilidades por más 1,167 millones de dólares (18%).

En la exposición sobre el desempleo bancario en el 2008 y los retos ante una nueva coyuntura económica, el super- intendente de Bancos de Panamá, Oligario Barrelier, advirtió que el contexto financiero internacional y la desaceleración económica en el país, estará latente en las operaciones bancarias de 2009. Puntualizó además, que los que tendrán mayor dificultad serán los sectores de exportaciones y la inversión directa extranjera.

También reconoció que es más difícil la capacidad de captación de liquidez, aunque el centro bancario mantiene una alta liquidez del 62% con 76,250 millones de dólares.

El informe de la Superintendencia revela que ha disminuido la velocidad en la captación de depósitos de particulares internos y externos. Además, se han dado cambios en el costo y la accesibilidad en las líneas de crédito extranjeras y un incremento en la competencia bancaria por captar a los clientes locales.

CAUTELA AL CRÉDITO

Por otra parte, el crédito interno privado presentó un crecimiento del 14.4% situándose hasta diciembre de 2008 en 30,243 millones de dólares.

Pero Barrelier hizo un llamado de advertencia para que los banqueros mantengan la cautela con los créditos de consumo.

Entre los años 2006 y 2008 los créditos otorgados reflejaron una mayor tendencia en el aumento de la morosidad. En ese periodo aumentó 2.4%.

El jefe del SBP se mostró cauto al referirse a las condiciones en el mercado bancario en ese entonces. Las carteras morosas y de vencimiento hasta el 31 de diciembre del 2008 sumaron 37.3 millones de dólares.

Sin embargo, el funcionario reconoció que ahora hay una tendencia a diminuir el crecimiento del crédito interno al sector privado, en especial al segmento de consumo y corporativo. Asimismo observó que ha mejorado la calidad de las carteras con políticas más conservadoras.

La banca privada dispone de líneas aprobadas por 2,051 millones de dólares, pero utiliza 1,036 millones.

INMOBILIARIO EN LA MIRA

Este sector que está relacionado con los préstamos de construcción e hipotecarios representan una importante porción de las carteras.

La construcción en el 2008 llegó a 1,303 millones de dólares mientras que la hipotecaria ascendió a 1,342 millones. El crecimiento de ambos con respecto al 2007 fue 1% y 0.25% respectivamente.

La cartera de morosidad y vencimiento en la construcción está por 2.9% cuando el año anterior estaba en 2.7%.

Aunque los préstamos hipotecarios están diversificados en los diferentes rangos de precio, las cifras indican que la mayoría están por debajo de los 62.500 dólares.