Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Economía

Conflicto bananero se profundiza

PANAMÁ. Los trabajadores de la Cooperativa de Servicios Múltiples de Puerto Armuelles (Coosemupar), no ceden y anunciaron que mantendrá...

PANAMÁ. Los trabajadores de la Cooperativa de Servicios Múltiples de Puerto Armuelles (Coosemupar), no ceden y anunciaron que mantendrán cerrado “de forma indefinida”, el paso fronterizo de Paso Canoa.

Las pérdidas son cuantiosas, pero el dirigente sindical, Simón Lezcano, sostiene que matendrán la medida de fuerza hasta que los llamen a negociar la propuesta presentada por la transnacional Del Monte, con voz y voto, y se destituya a interventora Nidia Medina.

“Somos nosotros los que tenemos que estar en la mesa de negociaciones con la empresa”, sostiene Lezcano.

Durante el cierre de la vía fueron afectados miles de personas que se vieron obligadas que caminar largas distancias para poder llegar a sus trabajos o movilizarse hacia el resto del país o Centroamérica.

Los transportistas tuvieron que efectuar trasbordo de pasajeros para lograr trasladar a los usuarios hacia sus puntos de destino.

Mientras esto ocurría, en las oficinas del Instituto Panameño Autónomo Cooperativo (IPACOOP en la ciudad capital se celebraba la primera reunión entre la transnacional Del Monte y representantes de esta entidad.

En la oficina de prensa del Ipacoop se informó que en la reunión, Del Monte realizó la presentación de su propuesta y ahora le corresponderá a una comisión de alto nivel realizar la evaluación correspondiente, aunque no se detalló el tiempo que tomaría.

La propuesta de Del Monte incluye el alquiler de 3 mil hectáreas por 25 años, para la cual desembolsará 54 millones de dólares.

Los trabajadores, por su lado, se oponen al alquiler de las tierras y proponen al gobierno que le otorgue 30 millones de dólares para ellos poner a operar la empresa cooperativa

Al cierre protagonizado por los trabajadores de Coosemupar, se incorporarán hoy gremios de productores de Barú, según se conoció ayer.

El alcalde de Barú, Franklin Valdés, hizo un llamado al Ejecutivo para que busque una pronta solución al conflicto, que está afectando la ya golpeada economía de esta región de la provincia de Chiriquí.

La interventora Mirna Medina, no respondió a las llamadas de La Estrella para conocer los detalles de la reunión y la situación de los trabajadores, pero en hora de la mañana de ayer declaró en una emisora local, que “los trabajadores no pueden tener voz ni voto, porque se trata de una cooperativa intervenida”.