Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Economía

Bancos en apuros

WASHINTON. Los esperados resultados de las llamadas pruebas de resistencia aplicadas por el gobierno han encontrado que 10 de los 19 ba...

WASHINTON. Los esperados resultados de las llamadas pruebas de resistencia aplicadas por el gobierno han encontrado que 10 de los 19 bancos más grandes del país necesitan un total de 75. 000 millones de dólares en capital fresco para soportar las pérdidas en caso de que la recesión empeore.

Los hallazgos de la Reserva Federal (FED) muestran que el sistema financiero, al igual que la economía en general, se está aliviando, pero no se encuentra plenamente recuperado.

Algunos de los mayores bancos se hallan estables, según las pruebas de “estrés”, pero otros necesitan miles de millones de dólares más en capital, una señal de los reguladores acerca de que la industria es vulnerable pero viable.

Los funcionarios han dicho que se requiere un sistema bancario más robusto para un repunte económico.

Las autoridades financieras esperan que los bancos restauren la confianza de los inversionistas en que no todos los bancos son débiles, y que incluso aquellos que lo son pueden fortalecerse.

Han señalado que no permitirán que ninguno de los bancos colapse.

SALVAVIDAS ESTATAL

Los reguladores estadounidenses han hecho hincapié en que la salud del sistema bancario es un requisito imprescindible para la recuperación económica de Estados Unidos.

El Gobierno ha insistido en que no permitirá que ninguno de los bancos participantes en el proceso se vaya a pique.

Los bancos que necesitan más capital tendrán hasta el próximo 8 de junio para desarrollar un plan de acción que deberá ser aprobado posteriormente por las autoridades.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo ayer en una rueda de prensa que lo importante de las “pruebas de resistencia” es la transparencia que arrojan sobre el estado del sistema bancario.

“Creo que eso hará posible que fluya más dinero hacia el sistema financiero, hará que resulte más fácil recaudar nuevo capital de fuentes privadas”, señaló Geithner.

Añadió que también será más sencillo para los bancos el cancelar la deuda que tienen contraída con el Gobierno.

“Creo que producirá un sistema bancario más eficiente y robusto”, concluyó el secretario de Tesoro.