Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Economía

Chávez tensa la cuerda

ARGENTINA. El gobierno argentino, que el año pasado se enfrentó a buena parte de los agricultores, ahora recibe la crítica de la indust...

ARGENTINA. El gobierno argentino, que el año pasado se enfrentó a buena parte de los agricultores, ahora recibe la crítica de la industria.

Esta vez no debate sobre impuestos ni con un colectivo que le fuera hostil. La alianza que los Kirchner habían tejido con el sector manufacturero hace seis años se rasga por la amistad que mantienen con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que el 22 de mayo nacionalizó tres siderúrgicas del principal grupo económico de Argentina, Techint.

Techint ya había sufrido la reestatalización de una de sus fábricas de acero en Venezuela, Sidor, el año pasado.

Nadie imaginaba lo que el presidente venezolano iba a anunciar semanas después: La empresa Matesi (controlada por Techint).

De inmediato reaccionó el portavoz de Techint y vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Luis Betnaza, que puso en duda la vocación de integración suramericana de Venezuela. En los últimos años, el gobierno de Chávez le ha suministrado a los de Néstor Kirchner (2003-2007)l financiamiento cuando el mercado no les prestaba y ellos no querían préstamos con condiciones del FMI. “Con esto, ninguna empresa argentina va a poner un peso más en Venezuela”, dijo Betnaza, y no descartó que las nuevas estatalizaciones fueran a perjudicar a los Kirchner en las elecciones legislativas del próximo día 28. De momento, Techint es la única empresa argentina perjudicada por las más de 120 nacionalizaciones que ha emprendido Chávez desde 2007. La Unión Industrial y otras patronales argentinas han pedido al gobierno de su país que interviniese para revertir las expropiaciones.

Sin embargo, la administración de Fernández les aclaró que se trataba de una decisión “soberana” de Venezuela.

La jefa de Estado prometió que intercedería pero no dejó de criticar porque la primera cuota del resarcimiento por Sidor, de unos 400 millones de dólares fue depositada en un banco alemán y no en Argentina. Kirchner, candidato a diputado añadió más contra Techint: “Hay crisis para no pagar los $27 millones que le debe a sus trabajadores, pero no hay crisis para que retire seis millones de rentabilidad” Techint emitió un comunicado desmientiendo al ex presidente.