Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Economía

Salario mínimo, ¿un diálogo de sordos?

PANAMÁ. Las discusiones sobre un nuevo salario mínimo no marchan por buen camino.

PANAMÁ. Las discusiones sobre un nuevo salario mínimo no marchan por buen camino.

Primero, la ministra de Trabajo, Alma Cortés y el sector empresarial consideraron exagerada la propuesta del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (CONATO) de establecer el salario mínimo en 650 dólares mensuales.

Y más recientemente, los trabajadores rechazaron “de plano” una solicitud del gobierno de segmentar las actividades económicas. Bajo este panorama se presenta poco probable que se logre un acuerdo antes del próximo 30 de noviembre, fecha en que CONATO anunció que dejaría la mesa del diálogo. Con lo anterior, todo parece indicar que le corresponderá al Ejecutivo establecer el nuevo salario mínimo.

El coordinador de CONATO y miembro del equipo negociador, Antonio Graell, dijo a La Estrella que el colegiado de este gremio sindical se reunió el pasado domingo para evaluar la propuesta del Ejecutivo y decidió “rechazar de plano” la propuesta de segmentar las actividades económicas.

Esta iniciativa permitiría definir por sector el nivel de ingreso de cada empresa y en base a eso se establecería el salario mínimo, lo que podría remplazar al sistema de zonificación que rige en la actualidad.

Pero Graell considera que esta es una maniobra para no discutir la propuesta de los trabajadores y, además, se estarían creando hasta 500 salarios mínimo, cuando lo que se busca es que rija un solo sueldo mínimo en todo el país.

El próximo fin de semana la Comisión de Salario Mínimo volverá a reunirse para entrar a discutir por primera vez el tema monetario, luego que la comisión técnica elaborara un análisis de la situación económica del país.

Graell asegura que la posición del sector sindical sigue siendo la misma: un aumento de 650 dólares, el doble del salario actual ($325); un aumento general de sueldo, la rebaja de la canasta básica familiar e incluir en el nuevo salario a los 30 mil funcionarios públicos que devengan sueldo mínimo.

Pero la contraparte no está dispuesta a discutir temas que no tengan que ver con el salario mínimo. Trabajadores y empresarios ya fracasaron en un intento por acordar un aumento general de salario.

El sector empresarial ha mantenido cautela a la hora de hablar sobre el tema. Roberto Lombana, uno de los tres representantes del sector privado en la mesa de negociación, dijo que “nosotros respetemos la propuesta de CONATO”, pero rehusó entrar en mayores detalles.

Lombana también destacó que el tema de segmentar las actividades económicas es visto por la dirigencia empresarial “como una sugerencia” y no una propuesta como lo definen los trabajadores. El empresario agregó que esta “sugerencia” sólo implicaría ampliar lo que se tiene. El próximo fin de semana será crucial para definir el rumbo que puedan tomar las negociaciones. En la pasada campaña electoral, el gobierno se comprometió a mejorar el salario de los que menos ganan para lograr una mayor equidad.

Intentamos ampliar el tema con el Ministerio de Trabajo, pero no contestaron nuestras llamadas. Recientemente la ministra Cortés aseguró en una entrevista con Telemetro que se podría lograr un acuerdo para inicios del mes de diciembre.