19 de Oct de 2021

Economía

Empresas en busca de $350 millones

PANAMÁ. Más de 350 millones de dólares en morosidad podrían gestionar las empresas que serán contratadas por la Dirección General de Ing...

PANAMÁ. Más de 350 millones de dólares en morosidad podrían gestionar las empresas que serán contratadas por la Dirección General de Ingresos (DGI) para encargarse de esta difícil tarea.

Esta cantidad que registra la DGI es hasta el 31 de diciembre de 2009 y no incluye intereses ni multas.

El director de la DGI, Luis Cucalón, dijo que el trabajo no es exclusivo para una empresa sino para las que califiquen.

Planteó que están conversando con la Contralora General de la República, Gioconda Torres de Bianchini, porque ni los gastos ni los ingresos de esta contratación están presupuestados. De continuar así todos los meses se tendría que crear una partida diferente para todas las compañías.

Sobre la selección, manfiestó que “hay un consejo que va a escoger a las empresas, que está integrado por la subdirectora de la DGI, dos designados por el director general, uno por el viceministro de Finanzas y uno por la Contraloría General para verificar si cumplen con todos los requisitos”, acotó.

PARÁMETROS

Luis Cucalón sostuvo que “no hay exclusividad para nadie, todos pueden calificar, dos pordrían ahora, una empresa en cerca de tres meses, la otra, el próximo año y se van agregando, pero lo que queremos es seguridad de que las empresas tengan solidez financiera y experiencia en Panamá”.

Hizo enfásis en que estas empresas deben estar dispuestas a hacer el trabajo basado en comisión de cobro, no por llamada y sin ninguna mensualidad fija.

Para hacer la distribución de las cuentas de morosidad de forma equitativa, señaló, que el departamento de cómputo va a hacer un programa para escoger aletoriamente y así evitar que “haya mano humana que diga que el director le dio a este filete y al otro el hueso”.

Expresó que hay dos fianzas que deben presentar las empresas. Una establecida en el primer decreto de medio millón de dólares para asegurar que cuentan con la capacidad económica y la garantía y otra, una fianza proporcional, en donde se calcule cuánto podrían tener las empresas en sus arcas en cierto periodo, tomando en consideración que van a manejar dinero del Estado.

Recientemente la DGI mencionó en un aviso los requisitos para las empresas.