Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Economía

Ordenan investigar fallo en Wall Street

EEUU. El regulador bursátil estadounidense, la SEC por sus siglas en inglés, va a analizar lo ocurrido ayer en Wall Street, cuando por c...

EEUU. El regulador bursátil estadounidense, la SEC por sus siglas en inglés, va a analizar lo ocurrido ayer en Wall Street, cuando por culpa de las órdenes automáticas de los ordenadores el parqué neoyorquino llegó a ceder más de un 9% en cuestión de segundos

Según han informado fuentes de la comisión del mercado a Bloomberg, que exigen la condición de anonimato porque la investigación no se ha hecho pública, el regulador va a estudiar si las actuaciones de algunos operadores estimularon el desplome o incluso lo estimularon para sacar beneficio propio de forma irregular.

La SEC, añaden las mismas fuentes, quieren determinar si estos corredores emitieron órdenes de venta de forma inconsciente o maliciosamente que alteraron el normal funcionamiento del mercado.

Asimismo, también quieren aclarar si los mecanismos de control que existen para evitar las avalanchas que producen los sistemas informáticos de compra y venta automáticas, que acaban siendo como enormes bolas de nieve que retroalimentan los descensos a su paso al actuar en nanosegundos, funcionaron correctamente.

Ayer, el sistema que introduce en el mercado las órdenes de la Bolsa de Nueva York tuvo una ralentización, una pausa de 90 segundos para amortiguar la volatilidad.

Sin embargo, en otros mercados como el Nasdaq o el de Chicago no se produjo el freno y las órdenes de venta que entraban por sus plataformas electrónicas no encontraron contrapartida suficiente y tumbaron las cotizaciones.

La avalancha, unida a la incertidumbre por el desbordamiento de la crisis fiscal de Grecia en Europa, desataron el pánico en la principal Bolsa del mundo con lo que las acciones de algunas empresas llegaron a perder casi todo su valor en segundos. De momento, insisten las fuentes, las autoridades no han sacado ninguna conclusión de lo sucedido.

Con esta afirmación, la comisión de valores estadounidense no quiere entrar a valorar las hipótesis que apuntan a que el origen de la alarma fue el error de un operador. La CNBC llegó a asegurar que el origen de las operaciones erróneas estaba en una orden de Citigroup y que se había producido al teclear la tecla b (de billions, miles de millones) en lugar de la m (de millones) con las acciones de Procter, aunque otras fuentes desmintieron esa información. Citi, además, dijo no tener constancia de haberse visto envuelto en ninguna operación errónea.

El consejero delegado del NY Duncan Niederauer, señaló que no creía que la caída se debiera a un error al meter una orden de venta en el teclado del ordenador. Según él, con el sistema actual de corretaje electrónico, con operaciones que se ejecutan en milisegundos, “hay que aceptar que cosas así van a pasar en periodos de volatilidad exacer bada”. ©ELPAIS.SL.