Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Economía

Moody’s: ‘No es absurdo hablar del fin del euro’

ESPAÑA. La agencia Moody’s cree que por primera vez no resulta absurdo poner sobre la mesa el fin de la moneda única, aunque matiza que ...

ESPAÑA. La agencia Moody’s cree que por primera vez no resulta absurdo poner sobre la mesa el fin de la moneda única, aunque matiza que el proyecto del euro no está acabado.

Pierre Cailleteau, director del área de Deuda Soberana, cree que es preciso abordar reformas, como por ejemplo en el ámbito fiscal, que se planteaban para dentro de 15 ó 20 años.

Cailleteau explicó que actualmente la zona del euro se encuentra en una fase avanzada de la crisis soberana, tras haber atravesado una crisis financiera en primer lugar y una crisis económica a continuación.

En conjunto, calificó de ‘ineficaz’ la gestión de la crisis, ya que aunque ‘no estamos peor que otras zonas’, sí se ha pecado de una falta de discriminación del riesgo, por lo que se ha pasado sin transición de la exuberancia al pánico.

Según Cailleteau, se han resucitado todas las cuestiones que plantearon hace diez años los euroescépticos, tales como que sin un respaldo político fuerte no es posible una divisa fuerte, o que sencillamente el euro no es una divisa óptima.

También quiso dejar claro, por lo que respecta a los desequilibrios entre los distintos estados, que no es preciso que todos los integrantes de la zona del euro tengan superávit, ni siquiera que su deuda pública sea pequeña.

Lo que hace falta, dijo, es flexibilidad de precios y de salarios, alguna regulación contra cíclica y eficaces prácticas de gestión de la crisis. Las reformas, prosiguió, pondrán a prueba la cohesión social y serán ‘muy dolorosas’, pero el euro sobrevivirá si hay una ‘transformación de las reglas del juego’.

DESACUERDO

Sin embargo ayer mismo, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Duro Barroso, aseguró que el euro es ‘una de las monedas más estables del mundo’ y que no ha dudado en ningún momento de su futuro.

En la rueda de prensa que siguió a la cumbre celebrada entre la Unión Europea y Rusia, recordó el firme compromiso de todos los gobiernos de la zona euro de que harán, y han empezado a hacer ya, todo lo necesario para defender la estabilidad de la divisa del viejo continente.