Temas Especiales

10 de Apr de 2020

Economía

Sanción para los que cobren 12% en tarjetas

PANAMÁ. Hasta 10 años de cárcel podrían pagar los comercios o vendedores que insistan en vender las tarjetas de celular o residencial pr...

PANAMÁ. Hasta 10 años de cárcel podrían pagar los comercios o vendedores que insistan en vender las tarjetas de celular o residencial prepago con el 12% de impuesto, advirtió Luis Cucalón, de la Dirección General de Ingresos (DGI) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Pero eso no es todo, multas de hasta 5 mil dólares e incluso el cierre de comercios van a enfrentar los vendedores de ser sorprendidos vendiendo las tarjetas con el 7% de ITBMS más el 5% de Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), dijo Cucalón.

‘Es un abuso y un robo al cliente, porque si yo les hago un áudito a las empresas, es seguro que no van a reportar el excedente al Fisco ni del ITBMS ni del ISC y eso es defraudación fiscal, pero juro que los voy a meter presos, ya está bueno el relajo’ aseguró el funcionario.

Las declaraciones del director de la DGI surgen luego del aumento del 5% al 7% del Impuesto de Transferencia de Bienes Muebles y Servicios (ITBMS) que entró a regir el 1 de julio de 2010.

Evidentemente molesto, Cucalón dijo que ‘se reunió con las telefónicas y hasta por escrito les explicó que solo deberían cobrarle el 12% de ITBMS al primer comprador, es decir al revendedor.

En la nota decía claramente que con la Ley 8 de 2010, se eliminaba la exención que mantenía la telefónica móvil prepago del gravamen de ISC.

Además, el documento dirigido a las telefónicas recomienda no aplicar el Impuesto Selectivo a Consumo de la misma forma que el ITBMS en la venta de tarjetas prepago, ya que el ISC es un impuesto que se cobra solo una vez, sin derecho a crédito fiscal.

Para Cucalón, si las empresas telefónicas realizan promociones de tiempo aire, podrían vender el minuto cinco veces más barato y aún así le ganan dinero.

TE LEFÓNICAS SE DEFIENDEN

Después de las quejas de los consumidores y las advertencias de Luis Cucalón, de la Dirección General de Ingresos del MEF, las compañías telefónicas se defendieron.

Una vocera de Movistar se limitó a decir que ‘Telefónica es una empresa seria que cumple con las leyes de la República de Panamá y en cumplimiento con la Ley 8 de 2010, Telefónica Panamá cobra el ISC en la primera factura, ya sea al distribuidor o al consumidor final’.

Mientras que en Digicel, respondieron que ‘después de los cambios de impuestos incluidos en la Ley 8, propuesta por el Gobierno Nacional y aprobada por la Asamblea Nacional, Digicel Panamá informa que implementó fielmente los cambios establecidos en dicha ley.

Hildegarde Herrera, jefa de Relaciones Públicas de la ACODECO, informó que recibirán las denuncias de los consumidores y las remi tirán al MEF.