Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Economía

Comercios pagarán menos

PANAMÁ. Una disminución del 6%, equivalentes a unos 17 centavos, recibirán los clientes industriales y comerciales a partir de la fecha,...

PANAMÁ. Una disminución del 6%, equivalentes a unos 17 centavos, recibirán los clientes industriales y comerciales a partir de la fecha, producto del análisis del uso de energía que se verifica cada cuatro años, anunció ayer Denis Moreno, director de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP).

Según Moreno, no tendrán aumento ni descuento en la tarifa eléctrica los clientes residenciales que consumen hasta 500 kilovatios hora por mes y pagan 12 centavos por cada kilovatio consumido y aquellos con residencias más grandes que consumen más de 500 kilovatios hora al mes que actualmente pagan 17 centavos por kilovatio.

Moreno explicó que los usuarios que reciben energía eléctrica de las empresas Unión Fenosa, EDECHI, la cual tiene una población de 105 mil clientes en Chiriquí y Bocas del Toro; EDEMET, que cubre Panamá, La Chorrera hasta Santiago que tiene una cartera de 370 mil usuarios; y Elektra Noreste, ahora ENSA, cuyos clientes suman los 345 mil, no sufrirán ningún aumento en su tarifa.

De las 830 mil personas que reciben luz de estas empresas, el 90%; es decir, 747 mil no sufrirán variación en la tarifa y seguirán recibiendo el subsidio del Estado, que es de unos 34,2 millones de dólares cada seis meses, agregó.

Este subsidio fue aprobado por el Ejecutivo para mitigar el impacto en el precio del búnker en el mercado y que permitirá cubrir el segundo semestre del 2010 y el primero del 2011, lo cual asegura que no se registren incrementos en caso que el barril del búnker supere los 71 dólares.

INSTALARÁN LUMINARIAS

Moreno dijo, además, que hay 210 mil luminarias y se tiene previsto instalar 72 mil más en la autopista Arraiján - La Chorrera, el acceso al Puente Centenario y la vía hacia la 24 de Diciembre.

Para lograr este cometido, la ASEP aprobó a las empresas distribuidoras de energía un presupuesto de 100 millones de dólares, que incluye mejoras en infraestructuras para los próximos cuatro años y expansión de la red eléctrica.