Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Economía

Compra de corredores crea nueva estrategia

PANAMÁ. Desde que se anunció en marzo de este año la posible compra de los corredores Norte y Sur, el Gobierno ha analizado diversas est...

PANAMÁ. Desde que se anunció en marzo de este año la posible compra de los corredores Norte y Sur, el Gobierno ha analizado diversas estrategias para panameñizar los mismos, incluso cambió la estructura original de la compra.

Hasta el momento lo único que no ha variado son los $1.070 millones que pagará el Gobierno Central por los corredores. En el caso del Corredor Norte, administrado por Proyectos y Construcciones, S.A. (PYCSA) $650 millones, además de que el Corredor Sur, de la mexicana Ingenieros, Civiles y Asociados (ICA) otros $420 millones.

Sin embargo, el ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino, reveló el miércoles, la nueva estructura de la transacción, pues la primera implicaba riesgos financieros para la Caja de Seguro Social (CSS) y el Fondo Fiduciario para el Desarrollo (FFD), entes que contribuirían con un capital de $237,5 millones respectivamente.

Con la estructura inicial la inversión de la CSS y el FFD totalizaba a $475 millones. No obstante, la Empresa Nacional de Autopistas, S.A. (ENA), administradora de ambas estructuras viales, sería el emisor de instrumentos de deuda por $595 millones para el pago de éstos.

Vallarino aclaró que con el nuevo organigrama la adquisición de los corredores será financiada mediante un aporte del Gobierno Central por $100 millones para la creación de la ENA, monto que representará el patrimonio de la empresa.

Este aporte proviene de balances de caja inactivos u ociosos que mantienen las instituciones del Gobierno Central en el Banco Nacional de Panamá, los cuales ascienden a cerca de mil millones de dólares.

La nueva estructura de adquisición crea una figura secundaria a la ENA, denominada Fideicomiso Norte-Sur, que se encargara de emitir deuda mediante la Bolsa de Valores de Panamá (BVP), pero la cual ahora con un nuevo monto $970 millones, unos $375 millones más que la estructura original que era de $595 millones.

EMISIONES

Según el ministro del MEF las emisiones de la deuda se ejecutarán por medio de tres tramos, ya que este ejercicio minimiza el riesgo de inversión para el FFD y la CSS, debido a que la operación no incrementa el saldo de la deuda del Gobierno Central ni tiene impacto alguno en el déficit macro fiscal del país.

La emisión de deuda contempla una calificación de Grado de Inversión local.

Estos tramos conformarán la estructura capitalizadora de ENA para la adquisición de la obras viales. (Ver recuadro: Capitalización de ENA para la adquisición de los corredores)

En el primer tramo la BVP será la vitrina para la emisión al público de valores por el orden de los $200 millones, entre el mercado de inversionistas, ahorristas y entidades financieras locales principalmente, dijo Vallarino en la rueda de prensa.

En ese mismo tramo, PYCSA se comprometerá a adquirir $350 millones en instrumentos de deuda.

La participación del FFD será en el segundo tramo con $170 millones, y en el tercero la CSS participará con $250 millones.

Si el monto de los $200 millones es mayor, podría darse una baja en la participación de la CSS o el FFD, ésto -dijo- podría variar, ya que si una de estas entidades decide mantener el monto asignado la otra podría reducir lo de los tramos anteriores.

Además con la nueva estructura de compra de los corredores el Gobierno hizo una evaluación para determinar cómo entidades de colocación financiera ante la BVP al banco HSBC y Global Bank, mientras que el papel de fiduciario del Fideicomiso Norte-Sur se le otorgó a Citibank.

MEJORAS

Tras su adquisición el Gobierno ampliará el Corredor Sur a seis carriles y también terminará los proyectos del Corredor Norte.

Las ampliaciones y mejoras tienen un costo estimado en $290 millones y una vez completadas formarán parte del patrimonio de ENA.

El Corredor Sur será ampliado a seis vías por un costo de $160 millones, y al Norte se le harán trabajos por $130 millones.

Otro punto, es la venta de las 60 hectáreas de tierras y rellenos de ICA frente al Centro de Convenciones Atlapa, las que fueron estimadas en un valor conservador de $1.250 por metro cuadrado, lo que resultaría un ingreso de $285 millones.

El representante del MEF sostuvo que este año y en el 2013 entran en operación nuevos tramos que incrementarán los ingresos de dichos años en un 25% el primer año, 10% el segundo y 8% el tercero.

Además del ingreso de las ventas con la nueva estructura de adquisición se contabilizó el ingreso de flujo de caja de ambos corredores, el cual asciende anualmente a unos $80 millones.

Los ingresos de flujo de ambas vías tienen un crecimiento por año del 15%, ya que durante el 2008, ICA obtuvo $43,3 millones en ingresos, mientras que al mismo período PYCSA registró 28,8 millones, sostuvo Dulcidio De La Guardia, viceministro de Finanzas del MEF.

Una vez repagada la deuda emitida por el Fideicomiso Norte-Sur -$970 millones- y la inversión del Gobierno Central -$100 millones-, se líquida el fideicomiso y los corredores pasan a ser propiedad de ENA en un plazo no mayor a 10 años, es decir en el 2020.

Transcurrido el tiempo estimado de la transacción los ciudadanos podrán transitar gratis en los corredores Norte y Sur.

En su intervención, el presidente, Ricardo Martinelli, manifestó que ‘luego de una larga, tediosa, pero fructífera negociación de los corredores Norte y Sur, serán gratuitos’.

Martinelli aseguró que bajo los términos y condiciones de los contratos vigentes, el Gobierno de Panamá nunca llegaría a tener control de los corredores, ya que las auditorías hechas a ambas empresas demostraron que el Norte retornaría en el 2093; es decir, 83 años después; y el 63% de los activos del Sur en el 2029.