Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Economía

Visión y pasión es la clave

Serena, apacible, visionaria y fuerte, éstas son las cualidades que muestra, a simple vista, Min Chen, una joven que decidió ser libre y...

Serena, apacible, visionaria y fuerte, éstas son las cualidades que muestra, a simple vista, Min Chen, una joven que decidió ser libre y controlar su vida personal y profesional: fundando su propia empresa. Con una hermosa vista hacia el área comercial del país, todos los días Min se asegura de ofrecer el mejor servicio a sus clientes, consciente de que es la mejor forma de aportar al país. Chen sostuvo un diálogo franco con La Estrella, con el que espera calar en la sociedad y dejar su huella.

¿POR QUÉ FUNDASTE UNA EMPRESA?

Fundé una empresa para hacer algo diferente y tener mayor control y libertad sobre mi vida profesional. Luego de haber trabajado para diversas empresas y de haber vivido en el extranjero, noté que hay una gran oportunidad de mejora en la gestión tecnológica a nivel mundial. A pesar de que las organizaciones reconocen el valor de las Tecnologías de Información como un componente diferenciador, aún son muchos los retos en usarlas efectivamente. Es por eso que en el 2005, al estar en Estados Unidos, tomé la decisión fundar una empresa en Panamá para aportar a la competitividad del país.

¿CÓMO NACIÓ TU ESPÍRITU EMPRENDEDOR DE INICIAR TU NEGOCIO TAN JOVEN?

Creo que mi espíritu emprendedor se debe a los mensajes que me han transmitido a través de la vida. Tuve la suerte de tener personas a quienes considero ‘faros en la vida’, porque me han guiado y alentado en momentos críticos. Con mis padres aprendí que ‘la verdadera riqueza está en el conocimiento’ y que ‘solamente hay una forma de hacer las cosas: bien’. En secundaria aprendí que ‘querer es poder’; en la universidad, que ‘si otros lo han logrado, también lo puedes lograr tú’; en la maestría vi la importancia de ser un ‘agente de cambio’; y en la profesión aprendí sobre el impacto positivo que puede tener una empresa en la vida de las personas.

Lo de ser joven es relativo. No hay una edad mejor o peor para emprender, mientras uno se sienta preparado y motivado para hacerlo. Además, prefiero ver la juventud como un estado del espíritu y no como una edad biológica. La edad es simplemente un número que no refleja ni lo que uno es, ni lo que sabe, ni lo que puede hacer. Hay personas más jóvenes de edad que han fundado empresas exitosas, al igual que existen personas con gran recorrido y sabiduría, pero con espíritu joven.

¿A QUÉ TE DEDICAS COMO EMPRESARIA?

En mi empresa, asistimos a organizaciones para que obtengan un mayor provecho de las Tecnologías de Información y Comunicación. Nos enfocamos en la optimización de procesos, el uso efectivo de la tecnología y la gestión del cambio organizacional. Ayudamos a nuestros clientes desde la definición de estrategias de tecnología hasta la implementación de las mismas, a través de la adopción de procesos y coaching al personal. Utilizamos marcos internacionales de calidad y los adaptamos al contexto de nuestros clientes. Cuando ningún marco satisface las expectativas, hemos creado nuestros propios marcos, los cuales han sido presentados en conferencias en Estados Unidos y en Latinoamérica.

¿CUÁLES HAN SIDO LOS RESTOS MÁS GRANDES EN TU VIDA?

Los retos más difíciles han sido aprender el idioma español y emprender un negocio.

Mis padres y yo migramos de China a Panamá cuando yo era muy joven. Nadie en la familia hablaba español y tampoco tenía vecinos de mi edad con quienes jugar y aprender el idioma. El español lo aprendí en la escuela a través de las reglas gramaticales, por lo que me tomó varios años construir un vocabulario lo suficientemente amplio para sostener una conversación. Mientras tanto, también tenía que aprender a conjugar los verbos, usar los géneros y pronunciar la ‘r’ para que ‘río’ no suene a ‘lío’. Aprender español fue completamente antinatural para mí. Un niño por lo general puede hablar y entender un idioma antes de leerlo, pero yo podía leer en español sin entender lo que decía. Aprender a hablar y leer comprensivamente en español me tomó aproximadamente cuatro años.

Otro reto tan traumático, pero más emocionante ha sido el de emprender un negocio. Recuerdo un dicho chino que dice ‘abrir un negocio no es difícil, sino mantenerlo’. Yo traduciría ese dicho a ‘abrir un negocio, mantenerlo y hacerlo crecer son todos difíciles’. Hay un reto en cada paso y en cada decisión cuando uno emprende un negocio. Los riesgos son altos y las adversidades muchas, pero es algo que me llena al ver a un cliente contento, al saber que estamos haciendo una diferencia y que estamos aportando a la competitividad del país.

DESDE TU VISIÓN DE JOVEN EMPRESARIA, ¿CÓMO CONSIDERAS LAS POLÍTICAS ECONÓMICAS DEL PAÍS Y SI ÉSTAS SON ATRACTIVAS PARA INVERTIR? ¿CÓMO VEN LOS PAÍSES EXTRANJEROS EL INVERTIR EN PANAMÁ?

Panamá ha hecho un esfuerzo para atraer mayor inversión al país, pero aún tenemos que seguir mejorando. Además de incentivos tributarios, es necesario promover la disponibilidad de mano de obra calificada, flexibilidad y costo de importar conocimiento, educación de primer mundo, salud, calidad de vida, seguridad jurídica, infraestructura, entre otros. Todos estos temas se toman en cuenta al momento de hacer una inversión independientemente de donde provenga.

Por otro lado, para lograr el desarrollo sostenible necesitamos crear productos o servicios que generen cadenas de valor agregado para producir beneficios a más sectores del país. Por ende, es necesario desarrollar industrias que requieran de mayores niveles de conocimiento e innovación tecnológica, a diferencia de industrias en donde nuestro diferenciador es una mano de obra más barata.

¿QUÉ OPINAS SOBRE LOS ACONTECIMIENTOS POLÍTICOS: LEY 30, BASURA, TRANSPARENCIA, CORRUPCIÓN?

En el camino hacia lograr un país más justo y democrático, es común pasar por altos y bajos en busca de dicho objetivo. De los últimos acontecimientos políticos, tales como el de la Ley 30, podemos aprender que es necesario el diálogo para lograr políticas efectivas, sostenibles y adoptables. Considero que solamente a través del diálogo entre las partes interesadas, se pueden tomar las deci siones más favorables gracias al intercambio de ideas. El incremento de la transparencia, la disminución de la corrupción, la tolerancia y el respeto por la opinión de los demás contribuyen a que esta toma de decisiones sea más objetiva en pro del bienestar del ciudadano.

¿CREES QUE PANAMÁ TIENE UNA SEGURIDAD JURÍDICA PARA QUIEN INVIERTE?

Generalmente y en comparación con otros países en Latinoamérica, Panamá proyecta la confianza de tener seguridad jurídica. Sin embargo, de vez en cuando suceden acontecimientos que ponen en duda esta seguridad. La confianza del inversionista se incrementa a medida que se institucionalice la seguridad jurídica, cuando las reglas del juego sean más claras y explícitas, cuando la garantía de ejercer los derechos sea más confiable, y cuando el proceso legal sea más expedito y transparente.

¿TE CONSIDERAS UNA EMPRESARIA EXITOSA, Y CÓMO LOGRASTE TENER ÉXITO?

No creo ser la persona apropiada para contestar dicha pregunta y prefiero dejarla al criterio de los demás. Lo que sí puedo decir es que me siento realizada cada vez que un cliente está contento con nuestro servicio, cuando nos llama o refiere para apoyar otras iniciativas, cuando trabajo en equipo con mis colegas, cuando un integrante se une a nuestro equipo porque comparte la misión y la pasión por querer hacer una diferencia.

Pienso que el éxito se logra cuando la oportunidad se encuentra con la preparación, cuando se honran los compromisos y cuando las cosas se hacen bien.

¿QUÉ CUALIDADES DEBE TENER UN EMPRENDEDOR?

Considero que un emprendedor debe ser una persona que tenga una visión de lo que quiere lograr y la pasión por querer hacerlo. La visión y la pasión le permitirán disfrutar lo que hace y sobrellevar los tiempos difíciles porque vendrán muchos. Tiene que ser un optimista pragmático para poder conservar la ilusión, pero con sensatez en el logro de las metas. Que espere lo mejor, pero planifique para lo peor. Tiene que ser una persona con creatividad y agilidad para buscar soluciones o redefinir el problema.

¿QUÉ MENSAJE LE QUIERES ENVIAR A UN JOVEN QUE TIENE DESEOS DE EMPRENDER UN NEGOCIO?

Le diría que ser emprendedor no es fácil, pero es gratificante saber que estás contribuyendo al bienestar del país, que estás generando empleos, que estás aportando un valor con tu producto o servicio y que tienes la oportunidad de hacer una diferencia. Que no tenga miedo a tomar nuevos retos porque es peor no intentarlo. La barrera más grande que uno puede tener es uno mismo.