Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Economía

Megaproyecto se lanzó en NY

PANAMÁ. El presidente de K-Group, Roger Khafif, opinó que con el ‘boom inmobiliario’ la intención fue pensar en un proyecto dirigido pri...

PANAMÁ. El presidente de K-Group, Roger Khafif, opinó que con el ‘boom inmobiliario’ la intención fue pensar en un proyecto dirigido principalmente a clientes extranjeros -y no tanto panameños- que deseaban realizar una inversión de lujo en una propiedad para usos múltiples.

Un público objetivo que quisiera ser parte del Trump Ocean Club, mega estructura con 369 apartamentos, más de 600 condominios, locales comerciales, restaurantes y una torre de oficinas. Si al principio se pensó en ofrecer los inmuebles en el mercado de Miami, terminaron por imponerse las grandes ciudades de Estados Unidos, países como Canadá y Venezuela y Europa.

Es que para el desarrollador, Panamá se está convirtiendo en el ‘Miami del sur’, un país que ha marcado diferencia con la estricta política migratoria de Estados Unidos, liberando los requisitos de la visa de ingreso al país, sobre todo para los inversionistas. Es más, el presidente Ricardo Martinelli ha enviado un mandato a toda la administración pública para que la vida de estos migrantes sea la mejor experiencia.

Khafif destaca que se ha vendido el 88% del proyecto, un auspicioso momento que comenzó a cimentarse cuando ‘corrimos a prevender el 60% del proyecto. Y en realidad nos dimos cuenta que la fórmula del financiamiento era a través de bonos, porque en Panamá era imposible conseguir la cantidad de dinero que estábamos buscando’.

El Trump Ocean Club se lanzó en Nueva York en la misma fecha en que fue aprobado en territorio panameño el referendo sobre la ampliación del Canal de Panamá. Una gran coincidencia para el empresario, quien espera que el edificio se convierta, tal como el Canal, en otro de los emblemas panameños, por sus características arquitectónicas únicas -entre ellas, tener acceso a la Isla de Las Perlas-, y por el glamour empresarial que concita Donald Trump, en este caso con una mayor presencia familiar, ya que se trata del primer emprendimiento que lidera su hija, Ivanka Trump.