Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Economía

Gobierno satisfecho con buena calificación

PANAMÁ. Con optimismo y como una medición que generará mejor calidad de vida para los panameños a través de más oportunidades de empleo,...

PANAMÁ. Con optimismo y como una medición que generará mejor calidad de vida para los panameños a través de más oportunidades de empleo, observa el Gobierno Nacional la segunda posición que, entre los países latinoamericanos, ocupa Panamá en el Índice Global de Competitividad (IGC) 2010-1011.

En el ranking, presentado por el Foro Económico Mundial, nuestro país pasó de la posición 59 a la 53 a nivel de todos los países medidos (136); sin embargo, comparativamente con los de América Latina, quedó en segundo lugar, debajo de Chile y arriba de Costa Rica.

En el logro de este avance, los ministros de Comercio e Industrias, Roberto Henríquez; y de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino, reconocieron los esfuerzos de la pasada administración, pero ‘muy enfatizados por el gobierno presente’.

En conferencia de prensa, el ministro Henríquez mencionó la atracción de inversión extranjera directa, la integración comercial (TLC), los servicios financieros y la disponibilidad y acceso a última tecnología e infraestructuras como algunos de los temas que, directa o indirectamente, han incidido positivamente en la buena ubicación de Panamá en la lista de países competitivos.

Se mostró confiado en que, durante la administración Martinelli, se logrará la meta de convertir a Panamá en la primera economía en competitividad de Latinoamérica, para comenzar ‘a asomar la cabeza entre las 40 y luego entre las primeras 30 del mundo’.

El jefe de la cartera de Economía, Alberto Vallarino, también destacó como un impulso para estos buenos resultados la calificación de Panamá con grado de inversión por las tres calificadoras de riesgos más importantes (Moddy’s, Firh Ratings y Estándar & Poors), privilegio sólo compartido con cuatro países de Latinoamérica.

BENEFICIOS DE LA MEDICIÓN

Los altos funcionarios aseguraron que la ubicación del país tendrá un impacto muy grande en la consideración de inversionistas interesados en venir, pero resaltan igualmente la importancia de que todos los sectores de la vida nacional sigan trabajando para mantener esas ventajas.

De ello se derivará un aumento notable en las oportunidades de empleo para todos los panameños.

LO QUE HAY QUE REFORZAR

En materia de capacitación y educación, Panamá recibió baja calificación.

‘El Gobierno Nacional reconoce esas debilidades, pero ya estamos trabajando en ellos por medio del Ministerio de Educación e Inadeh’, explicó el ministro Henríquez