Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Economía

Cobre: la conexión entre China y Corea

PANAMÁ. El pasado 8 de febrero, el presidente Ricardo Martinelli culpó a ‘políticos y empresarios extranjeros’ de ser los gestores encub...

PANAMÁ. El pasado 8 de febrero, el presidente Ricardo Martinelli culpó a ‘políticos y empresarios extranjeros’ de ser los gestores encubiertos de las protestas que aún realizan indígenas, ecologistas y opositores contra el recién aprobado Código Minero.

Martinelli no dio nombres ni identificó a los supuestos conspiradores, pero aseguró que se trata de gente de empresas que quieren monopolizar el negocio.

Añadamos algo... una llamada de Panamá a Corea, comunicando la aprobación de la norma, produjo fuertes reacciones en los círculos opuestos esta ley.

¿Será así? Repasemos algunos datos y embonemos las ideas.

RÁPIDO VISTAZO

En junio del año pasado, Martinelli se reunió con el presidente surcoreano. ¿El tema?, analizar la posible inversión del país asiático en la minería panameña.

Meses antes, en marzo de 2010, Martinelli había anunciado que modificaría la legislación de 1963, con lo que facilitaría la inversión extranjera; ‘no solo coreana, también de Estados Unidos, Canadá y quien esté dispuesto a hacerlo’, dijo entonces.

Desde hace una semana, Panamá tiene nueva legislación minera, aunque cediendo ante la presión de los grupos opuestos, principalmente indígenas, al anunciar públicamente que no se explotaría el yacimiento cuprífero de Cerro Colorado, al menos, durante la administración Martinelli.

Un par de detalles más. La Corporación de Recursos Naturales (Kores), de capital estatal surcoreano, ya expresó su interés por explotar el proyecto cuprífero Minera Panamá, de Coclé.

Otro inversionista coreano, LS-Nikko, es poseedor del 20% de las acciones de ese mismo proyecto.

Curiosidad. China, el mayor comprador de cobre del mundo, no aparece en el mapa de empresas interesadas en invertir en el aún virgen mercado cuprífero panameño. ¿Por qué?

EL TRIÁNGULO DEL COBRE

Estados Unidos ha bajado drásticamente su producción cuprífera, con una porción cada vez menor a nivel mundial.

De un sólido 27% en 1970, en el año pasado, la cifra se redujo a un pálido 5% (1.1 millones de toneladas). Esto ha obligado a los estadounidenses a consumir más cobre vertiginosamente (ver cuadros).

En cambio, ahora Chile es el principal productor mundial y el que mayores reservas del metal tiene.

Coincidentalmente, empresas de China y Corea del Sur son las de mayor presencia en la explotación minera del país andino y además, tienen fuerte presencia en países productores como Perú, Zambia y México, entre otros, desplazando a los estadounidenses en ese renglón.

Panamá posee la segunda mayor reserva no explotada de cobre en el mundo... y son empresas de surcorea las que están tras el negocio, en detrimento de los intereses estadounidenses, que no cuentan con presencia empresarial en este renglón en el país.

En cambio, las relaciones comerciales entre Corea del Sur y China son muy fluidas; la ecuación, entonces, se dirige hacia las tierras asiáticas antes que a las estadounidenses o canadienses, en un punto de pugilato inminente. (Continuará mañana).