27 de Feb de 2020

Economía

Inflación aumentó en un 5% en febrero

PANAMÁ. La inflación en Panamá aumentó en un 5% en el mes de febrero de 2011, respecto al mismo mes del año pasado, de acuerdo con el Ín...

PANAMÁ. La inflación en Panamá aumentó en un 5% en el mes de febrero de 2011, respecto al mismo mes del año pasado, de acuerdo con el Índice de Precios del Consumidor (IPC) calculado por la Contraloría General de la República.

Los dos primeros meses del año han presentado un elevado incremento de los precios.

En enero de 2011, el IPC creció 4.8%. Esto quiere decir, que en los dos primeros meses del año 2011 hay una inflación promedio de 4.9%.

Estos resultados superan los pronósticos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el cual prevé una inflación de 3.4% para este año.

Al darse a conocer ayer el Índice de Precios al Consumidor (IPC), se pudo conocer que en febrero de 2011 los alimentos registraron un aumento en sus precios de un 5%, mientras que el consumo de comida fuera del hogar mostró una subida de 5.5% (ver tabla).

En el informe oficial, la Contraloría también estimó que el precio del combustible tuvo un drástico aumento de 15.7%.

En este aspecto, debe recordarse que los precios de paridad del galón de combustible han registrado aumentos consecutivos desde diciembre del año pasado, y que en la última medición, correspondiente al mes en curso, los precios se dispararon en 35 centavos más por galón de 95 y 91 octanos, respectivamente, lo que se verá reflejado en la medición del IPC de marzo de 2011.

OTROS NÚMEROS

La Contraloría también estimó que en febrero de 2011 el costo de mantenimiento de una vivienda aumentó en 6%, los servicios de la salud en 5%, el transporte 7.5% y los artículos para cuidado personal (jabón de baño, desodorante, talcos de cuerpo, etc.) en 5.3%.

POLÍTICA ENERGÉTICA

Para el ex ministro de Hacienda y Tesoro, Eduardo Quirós, el gobierno panameño debe trabajar en una política energética que permita hacer frente a los efectos de una situación inflacionaria.

Quirós precisó que sería muy incongruente que Panamá tenga una proyección de crecimiento óptimo, pero con una inflación que merma el poder adquisitivo de sus ciudadanos.