18 de Oct de 2021

Economía

Miel de caña con sabor frutal

PANAMÁ. La clave del emprendimiento está en diversificar. Eso fue lo que llevó a la empresa Eviday, S.A. a producir miel de caña para la...

PANAMÁ. La clave del emprendimiento está en diversificar. Eso fue lo que llevó a la empresa Eviday, S.A. a producir miel de caña para la exportación, pero ahora con sabor a frutas tropicales.

Piña, maracuyá y canela son algunos de los sabores que tendrán las nuevas presentaciones de ‘Melosa’, la marca de la empresa que se ubica en Las Jaguas, provincia de Los Santos.

Se prevé que el novedoso producto artesanal panameño esté en los anaqueles de Francia, Italia, España, Estados Unidos y, potencialmente, Japón, a inicios de septiembre de 2011.

Y aunque el 95% de la producción es para el mercado exterior, también se comercializará localmente.

La innovadora forma de saborizar la miel de caña surgió luego de que la empresa saliera beneficiada por segunda ocasión en las convocatorias de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt).

En esa segunda oportunidad, Eviday, S.A. recibió de la Senacyt cerca de 140 mil dólares para la investigación de sabores frutales, equipamiento y ampliación de la planta.

Dayra Murillo de Burgos, directora de Comercialización Exterior de Eviday, S.A. explicó que la Melosa ya ha sido presentada en diversas ferias internacionales, sobre todo en las de tipo gourmet, y ha tenido una muy buena aceptación por los degustantes.

Incluso —dijo— hemos hecho algunas adecuaciones al producto, ya que, por ejemplo, en Francia se nos solicitó que la botella de Melosa sea de vidrio y de pequeña proporción.

Originalmente nuestro producto se comercializa nacional e internacionalmente en paquetes doy pack con cierre enroscable y en tanques de 55 galones.

Localmente la miel de caña Melosa se vende en la cadena de supermercados Riba Smith de la ciudad de Panamá y en los supermercados Barú, en la provincia de Chiriquí.

INNOVACIÓN

Junto a su esposo, José Edgardo Dayra ha visto más allá en la miel de caña, pues ahora ambos innovadores se preparan para concursar por tercera ocasión en las convocatorias de innovación de la Senacyt, para investigar y producir una línea light de Melosa.

Los Burgos desconocen aún cuándo podrían tener el producto listo para su comercialización, pero confían en que el mismo será aceptado por las comunidades extranjeras.

LOS FRUTOS DE LA CAÑA

Este año Eviday, S.A. firmó contratos que le dejarán un ingreso neto por el orden de los 200 mil dólares, una generación de ventas que ha subido desde el 2009, cuando empezó operaciones la microempresa, hoy considerada por sus entradas como pequeña.

Desde que inició con la innovadora forma de producir miel de caña para la exportación, la empresa investigó las diversas formas y presentaciones que le permitieran que la miel de caña no se cristalizara y que su envase tuviera una forma ergonómica y resistente.

Hasta el momento Eviday, S.A. ha procesado más de 30 mil galones de miel de caña, en una moderna hornilla desde donde se conduce el producto hasta el interior de la empresa, para su envasado manual.

La hornilla de esta pujante empresa consta de tres tinas con diferentes niveles y su fuego es alimentado con retazos de madera, pero principalmente con el bagazo o residuo de la caña de azúcar, de la cual se extrajo el guarapo convertido en miel.

Dentro de la planta la miel se estandariza u homogeniza, para satisfacer las exigencias de los clientes internacionales.

La estandarización de la miel se da debido a que en Panamá las variedades de caña no han sido identificadas por los institutos de investigación agropecuaria. También porque el insumo es recibido de diversos proveedores de la península de Azuero: Macaracas, Chupa de Macaracas, La Colorada, Pesé y Los Pozos.

Para cumplir las directrices de salubridad mundial, se identifica en el envase del producto que el mismo tiene una vida útil de tres años; sin embargo, Burgos sostiene que es difícil que se dé la expiración de la miel.

INNOVAR ES PRODUCIR

Debido a que la familia Burgos apenas contaba con la idea de procesar miel de caña, para el mercado exterior, buscó la forma de financiar su anhelo empresarial a través de diversos programas gubernamentales.

En el 2009, Eviday, S.A. se benefició inicialmente con la convocatoria de la Senacyt con 133 mil dólares o el 60% de la inversión que le permitiera investigar la concentración de jugos y equipos para la producción y empacado de miel de caña, el 40% restante debía ser cubierto por la empresa.

Posteriormente, el programa Impulso Panamá les otorgo 6,500 dólares. Y un año más tarde —en el 2010— se gana una segunda convocatoria de la Senacyt por 140 mil dólares para la ampliación de la planta y saborización de la miel de caña. Allí también la empresa debió cubrir el 40% de la inversión, pues la Senacyt reconocía el 60%. Este año, la empresa volverá a concursar en la convocatoria para Melosa light.