16 de Oct de 2021

Economía

Se complica escenario en el FMI

DEAUVILLE, FRANCIA. La carrera por el puesto de director general del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha encontrado complicaciones.

DEAUVILLE, FRANCIA. La carrera por el puesto de director general del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha encontrado complicaciones.

Por el momento, los países emergentes no se han alineado frente a una candidatura de consenso; pero también las principales economías del mundo tienen sus dudas respecto a la más fuerte opción europea.

Ayer, una fuente diplomática bien informada aseguró que el actual borrador del comunicado de la cumbre del G-8 no contiene un apoyo explícito a la candidatura de la francesa Christine Lagarde para liderar el Fondo Monetario Internacional.

‘En las conclusiones, según el actual borrador, no hay aval para Lagarde’, aseguró la fuente, en el marco de la cumbre del Grupo de los Ocho en la ciudad costera francesa de Deauville.

Ayer, el presidente francés Nicolás Sarkozy trató de restar importancia a la posición del G-8, en cuanto a la falta de aval hacia Lagarde.

Lagarde, actual ministra de Economía de Francia, anunció esta semana sus intenciones de suceder a Dominique Strauss-Kahn en la gerencia del FMI.

La ministra cuenta con el apoyo de varios países europeos y de la Unión Europea.

El G-8 está conformado por Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia.

SIN CONSENSO

Mientras tanto, el grupo BRICS de países emergentes aún tiene que acordar un candidato para sumar a la carrera para reemplazar a Dominique Strauss-Kahn al frente del Fondo Monetario Internacional, dijo el ministro de Finanzas de Rusia, Alexei Kudrin.

‘Por ahora no hay un único candidato de los BRICS’, afirmó Kudrin en referencia al grupo conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

‘¿Queremos unir fuerzas y apoyar a un único candidato? No lo descarto, pero llevará algo de tiempo’, señaló en Moscú.

Kudrin declaró que Rusia seguía apoyando a Grigory Marchenko, el jefe del banco central kazajo, pero dejó entrever que esa posición podría cambiar.

Los países emergentes presionan para poner fin a un acuerdo tácito que determina que un europeo debe liderar el FMI, pero Europa se resiste.